Más de 15.000 pruebas para detección de COVID-19 llegan a Honduras gracias a la OIM y USAID

Posted: 
05/05/20
Themes: 
COVID-19

Honduras – Desde el 1º de marzo, Honduras recibe por día a unas 100 personas migrantes, hombres y mujeres, que regresan de los Estados Unidos. Hasta el momento, ninguno ha resultado positivo para COVID-19, sin embargo, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) asiste a las autoridades hondureñas a fin de preparase ante la aparición de un brote de contagio de la enfermedad. 

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) han concentrado su labor de logística en la adquisición y transporte de kits de extracción y reactivos en Guatemala, que permitirán la realización de 15.000 pruebas para detectar la COVID-19 en Honduras que se llevarán a cabo una vez que se distribuyan los kits de acuerdo a las necesidades del Ministerio de Salud de Honduras.  

Vea el vídeo aquí.

Personal de la OIM Honduras se desplazó a Ciudad de Guatemala para escoltar este material, con el que se fortalecerá la capacidad del Laboratorio Nacional de Virología. Esta donación permitirá que el número de pruebas realizadas a la población residente y a las personas migrantes retornadas sea mayor y que los mecanismos de prevención del virus en Honduras aumenten.  

El Gobierno ha habilitado Centros de aislamiento temporal en Tegucigalpa y San Pedro Sula para albergar a migrantes retornados de los Estados Unidos y México mientras cumplen la cuarentena de 14 días establecida por el Gobierno de la República con el fin de evitar la propagación del virus.  

Además de continuar con la recepción en el Departamento de Cortés, debido a la emergencia se habilitó el aeropuerto de Tegucigalpa para recibir a población hondureña retornada, después de más de 10 años de no estar en uso. 

Según datos del Observatorio Consular y Migratorio, entre el 1º de marzo y el 26 de abril fueron retornadas 5.822 personas desde los Estados Unidos y México al país centroamericano. ación a años anteriores.   

“Gracias a la donación de estos kits contribuimos no solo a la prevención del COVID-19 en Honduras, sino también a la protección de la salud de las personas migrantes retornadas, que igualmente se beneficiarán de estas pruebas”, expresó Jorge Peraza, Jefe de Misión de la OIM para El Salvador, Guatemala y Honduras.  

Desde el inicio de la emergencia sanitaria, la Organización ha donado más de 1.550 kits de higiene, 800 juegos de ropa de cama, 450 toallas y demás equipamiento para 770 albergues.  

También ha apoyado en la adaptación de instalaciones deportivas y educativas para transformalas en lugares de albergue temporario, como por ejemplo mediante la sustitución de artefactos hidrosanitarios y mejoras en sistema WASH (agua y saneamiento), protección del piso, mejoras en los acabados de las instalaciones existentes y divisiones internas sólidas para la separación de grupos con diferentes tiempos de cuarentena.  

La OIM también realiza donaciones de manera directa a la Comisión Permanente de Contingencias de Honduras (COPECO), entidad que lidera la respuesta a emergencias.  

La intervención de asistencia de la OIM es posible gracias al financiamiento de USAID, Agencia de los Estados Unidos, ha trabajado durante casi 60 años con el Gobierno y la población de Honduras.  

Para obtener más información contacte a Ismael Cruceta al correo electrónico: [email protected] 

  • De izq. a der.: Likza Salazar, Coordinadora Nacional de Proyectos de la OIM en Honduras; Alba Consuelo Flores, Ministra de Salud; y Lisandro Rosales, Secretario de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional. Foto: OIM/Ismael Cruceta

  • Mario Fortín Fidence, Embajador de Honduras en Guatemala, a la llegada del Personal de la OIM al Aeropuerto de La Aurora en Ciudad de Guatemala. Foto: OIM/Ismael Cruceta 

  • Personal de la Secretaría de Salud recibe los kits. Foto: OIM/Ismael Cruceta

  • Funcionario de la OIM entrega los kits a su llegada a Tegucigalpa. Foto: OIM/Ismael Cruceta