Más de 150.000 migrantes han llegado en barco a Europa en 2015

Posted: 
07/10/15

Greece - Según estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), unos 150.000 migrantes han llegado a Europa por vía marítima en lo que va del año 2015. En su mayoría las llegadas se registraron en Italia (74.947) y Grecia (75.970).

La información proporcionada por el Ministerio del Interior de Italia refleja que durante los primeros seis meses de 2015 han llegado unos 70.354 migrantes a las costas de Italia, lo que representa un ligero aumento con respecto a los 63.884 migrantes rescatados del mar en los primeros seis meses de 2014.

Más de 1.900 inmigrantes han perdido la vida en el Mediterráneo en el presente año, lo que es más del doble del número de muertes ocurridas en el mismo período de 2014. Sin embargo, el número de víctimas mortales comenzó a disminuir a partir de mayo, lo que se debe probablemente a la gran presencia de buques de la Unión Europea (UE) y Frontex en aguas internacionales. La mejora de la Operación Tritón de la UE ha permitido a las fuerzas marítimas salvar más vidas de migrantes en el Canal de Sicilia.

No obstante lo anterior, la travesía sigue siendo letal. El lunes 6 de julio la OIM tuvo noticia de que en el mar frente a Túnez se encontraron los cadáveres de cinco migrantes que presuntamente habían partido de Libia. El martes 7 de julio murieron cuatro migrantes y desaparecieron otros 15 en el mar Egeo, tras el naufragio de un barco cargado de migrantes en el mar entre Turquía y las islas griegas de Farmakonis y Agathonisi, según dieron a conocer las autoridades griegas. Otros cuatro cadáveres fueron encontrados frente a Túnez el jueves 9 de julio.

Anoche en las oficinas de la OIM en Ginebra y Roma se tuvo noticia de otra tragedia frente a las costas de Libia, con al menos 12 muertes confirmadas. Todavía no se conocen los detalles, pero miembros del personal de la OIM en el campo citan a funcionarios italianos que aseveran que esta nueva tragedia ocurrió aproximadamente a 40 millas al norte de Libia.

El centro de operaciones de la Guardia Costera de Italia recibió por la tarde una llamada de socorro y envió dos buques patrulleros de alta mar, el Dattilo y el Corsi, junto con otros dos barcos que zarparon de Lampedusa.

Empleados de la OIM informaron que el Dattilo fue el primer buque en llegar al área de donde provenían las llamadas de auxilio; allí la tripulación encontró cuatro botes de goma hacinados, uno de los cuales se describió como “parcialmente sumergido”, ya que solo su proa quedaba a flote y su motor se había hundido.

Las operaciones de rescate se llevaron a cabo de inmediato. Los tripulantes del Dattilo lograron salvar a 393 migrantes, de los cuales 106 viajaban en el buque naufragado.

Los cadáveres de 12 migrantes descubiertos en el fondo del bote de goma se colocaron en la cubierta del Dattilo, junto a algunos sobrevivientes. La Guardia Costera de Italia siguió patrullando el área, en busca de posibles migrantes desaparecidos, pero no se ha recuperado ninguno, ni vivo ni muerto, según declaró esta mañana el portavoz principal de la OIM en Roma, Flavio Di Giacomo.

Las muertes de migrantes en la región del Mediterráneo en lo que va del año, contabilizadas por el Proyecto de Migrantes Desaparecidos de la OIM, se desglosan como sigue:

Mediterráneo central:  1,841
Mediterráneo oriental:      55
Ruta del Mediterráneo occidental y África:  18
Total:     1,914

El Ministerio Marítimo de Grecia anunció que los esfuerzos de rescate de Grecia y Turquía han salvado a 19 de unos 37 ó 40 migrantes que presuntamente viajaban a bordo de una embarcación que naufragó entre Turquía y las islas griegas la mañana del jueves. No se tiene conocimiento de sus nacionalidades.

En este momento, Grecia es el mayor receptor de migrantes, lo que genera una enorme presión en este país que actualmente vive una de sus peores crisis económicas en décadas.

Según la Guardia Costera Helénica, unas 900 personas al día cruzaron el mar Egeo el mes pasado. Durante la primera semana de julio, 7.202 migrantes llegaron a Grecia por mar. Provenían de Siria, Afganistán, Pakistán, Iraq y Somalia, pero sobre todo de Siria.

Hasta 2015, el aumento de las llegadas a través del mar Mediterráneo se ha observado sobre todo en Italia. En el transcurso de 2014 este país recibió a más de tres cuartas partes de todos los inmigrantes llegados por vía marítima (170.000 personas). Durante todo el año pasado, se registró la llegada de 34.442 inmigrantes a Grecia, lo que representa menos de una quinta parte del número total de llegadas.

En 2015 este panorama ha cambiado. Durante los primeros seis meses de 2015 han llegado 70.354 personas a Italia, mientras que 69.000 han llegado a las islas griegas, lo que supera el número de inmigrantes de todo el año 2014.

Los principales países de origen de los migrantes llegados a Italia durante el primer semestre de 2015 fueron Eritrea (18.676), Nigeria (7.897), Somalia (6.334), Siria (4.271), Gambia (3.593) y Sudán (3.589). Estos países de origen también se encontraban entre los diez principales en esta época del año pasado.

Una diferencia importante fue un descenso considerable en el número de ciudadanos sirios que llegaron a Italia. (Hubo alrededor de 12.000 sirios en el mismo período de 2014). Actualmente los sirios utilizan sobre todo la ruta del Mediterráneo oriental a través de Turquía y Grecia. Se calcula que entre enero y mayo de 2015 unos 22.582 inmigrantes sirios han llegado a Grecia.

“Las rutas son dinámicas. La composición de los flujos a lo largo de diferentes rutas cambia a medida que el número de personas sigue aumentando”, indicó el Director de la Oficina de Coordinación de la OIM para el Mediterráneo en Roma, Federico Soda.

“Italia se ve afectada por flujos migratorios mixtos que requieren diferentes respuestas operativas. El país está presenciando la llegada no solo de un número considerable de solicitantes de asilo sino también de muchos migrantes laborales. Independientemente de su nacionalidad, ambos tipos de migrantes deben ser examinados individualmente para determinar su estatus migratorio. A menudo los barcos que transportan a hombres, mujeres y niños que intentan llegar a Europa, también llevan a personas vulnerables como víctimas de trata y violencia, niños no acompañados y mujeres embarazadas”, agregó Soda.

Con el fin de ayudar a los migrantes que llegan por mar, los equipos de la OIM se despliegan de forma permanente en los principales puntos de destino en Lampedusa, Italia, y en Sicilia y el sur de la península, así como en las islas de Samos y Lesbos en Grecia.

La llegada a Europa de 150.000 migrantes es un número considerable, pero no se puede describir como “una invasión”, teniendo en cuenta que Europa es el hogar de más de 500 millones de personas, según comentó Soda. “El Líbano, un país de 4 millones de personas, acoge a 1,5 millones de refugiados de Siria y Turquía acoge a unos dos millones”, señaló el funcionario.

Para obtener más información, por favor ponerse en contacto con Irini Gerogli en la OIM de Grecia, Tel: + +30210-991 9040, Ext. 121, Email: igerogli@iom.int, o Flavio Di Giacomo en la OIM de Italia, Tel: +39 347 089 8996, Email: fdigiacomo@iom.int