Más pescadores víctimas de trata y esclavitud en aguas de Asia reciben ayuda para retornar a su lugar de origen

Posted: 
06/07/16

Cambodia - La OIM ha ayudado a 54 pescadores camboyanos –víctimas de esclavitud– a retornar a su lugar de origen en Camboya. Los hombres llegaron ayer de Indonesia y recibieron alojamiento temporal, revisiones médicas y tratamiento, incluido el acceso a un psicólogo, ya que muchos están desorientados y algunos están traumatizados tras su experiencia terrible.

En los próximos días serán reunificados con sus familias y serán remitidos a los gobiernos locales y ONG proveedoras de servicios en sus provincias de origen.

El 12 de abril, las autoridades indonesias incautaron tres buques de pesca extranjeros que operaban ilegalmente en sus aguas y transfirieron a su tripulación de 150 personas a un centro de detención de migrantes en Pontianak, Kalimantan Occidental. El personal de la OIM se reunió con 78 miembros de la tripulación, incluidos los hombres repatriados esta semana, y evaluó que eran víctimas de trata.

Los camboyanos revelaron que emigraron a Tailandia con ayuda de agentes locales que les prometían buenos salarios y buenas condiciones de trabajo en barcos de pesca. Sin embargo, tras seis meses de soportar horarios inhumanos y condiciones deplorables de trabajo en las que se les obligaba a realizar tareas peligrosas sin equipo de seguridad adecuado, recibieron tan solo una fracción de los salarios que les correspondían.

Sin embargo, lo lamentable es que el rescate, rehabilitación y retorno seguro a su lugar de origen no es el final de la historia para muchos de estos migrantes vulnerables. En su mayoría los 2.000 sobrevivientes de trata de la industria pesquera regional con los que la OIM ha trabajado durante el último año se han enfrentado a oportunidades limitadas de empleo en su lugar de origen, además de deudas y enfermedad mental o física sin que tengan acceso a la atención o el tratamiento adecuados. Tras sobrevivir a la explotación durante meses o años, se enfrentan a las realidades de las que habían tratado de escapar –desempleo, deudas crecientes– y además, carecen de apoyo adecuado para su reintegración.

Sobre la base de un estudio reciente de la OIM sobre las consecuencias sanitarias derivadas de la trata de personas, de los hombres sobrevivientes de trata que retornaron de la industria pesquera más del 50% muestra síntomas de depresión y ansiedad y el 48% muestra síntomas que sugieren un trastorno por estrés postraumático tras años de violencia y abuso físico a manos de sus empleadores y reclutadores.

Se calcula que de los repatriados entre el 20% y el 30% volvió a migrar internamente en busca de trabajo; algunos de ellos incluso regresaron a Tailandia, donde corren el riesgo de volver a ser objeto de trata, explotación y abuso.

La OIM se está coordinando con los gobiernos nacionales y provinciales y con organizaciones no gubernamentales internacionales y locales para prestar el apoyo necesario de reintegración a largo plazo, a fin de evitar mayores daños a los sobrevivientes y reducir la probabilidad de que se conviertan en víctimas de trata.

La OIM de Camboya y sus actividades de lucha contra la trata son apoyadas por Australia y los Estados Unidos.

Para obtener más información, por favor ponerse en contacto con Brett Dickson, OIM de Camboya, Tel: 855 122 22132, Email: bdickson@iom.int

La OIM instruye a pescadores camboyanos liberados de la esclavitud en barcos pesqueros tailandeses. Foto: OIM 2016