Mientras los migrantes son desalojados de un campamento en Bosnia, la OIM suena la alarma sobre nueva crisis humanitaria

Posted: 
10/02/20
Themes: 
Migrants in Vulnerable Situations

Bihac – “Así es como se ve el inicio de una crisis humanitaria”, advirtió el representante de la OIM en Bosnia y Herzegovina hoy, mientras cientos de miles de migrantes eran sacados por la fuerza de las instalaciones de alojamiento de la OIM en este lugar, el cual ha estado albergando a migrantes y a refugiados por casi dos años.

“Más allá del carácter inhumano de este accionar, es muy difícil ver cómo los hechos ocurridos anoche realmente reflejan las preocupaciones legítimas de los ciudadanos locales”, dijo Peter Van der Auweraert, Coordinador Sub Regional de la OIM para los Balcanes Occidentales. “Es un hecho que estas personas engrosarán la fila de quienes ya duerme precariamente en Bihac y sus alrededores”.

Tras las elecciones locales que tuvieron lugar en noviembre, y la presión de los reclamos de la comunidad local, las autoridades en el cantón de Una Sana, en la frontera con Croacia, han tomado esta drástica medida. Este accionar agrega unas 350 personas a las 2.500 que, según estimaciones de la OIM, están durmiendo en condiciones precarias en Bosnia.

La cantidad total de migrantes y refugiados que se encuentran actualmente en el país es de aproximadamente 8.500. La mayor parte de ellos ven a Bosnia y Herzegovina como un país de tránsito con destino a la Unión Europea. En los últimos dos años y medio, los bosnios han sido testigos del paso de más de 55.000 migrantes y refugiados que han utilizado esta ruta.

La OIM Bosnia y Herzegovina condujo a los casos más vulnerables hacia instalaciones médicas, pero cientos de otros casos han tenido que arreglárselas solos.

“Estamos apelando a las autoridades para que posibiliten el acceso a albergues de esos 350 migrantes y refugiados, como así también de las otras 2.500 personas que están durmiendo a la intemperie en bosques, en edificios abandonados y en espacios públicos”, agregó Van der Auweraert.

Las primeras nevadas han caído ya en varias partes del continente europeo y son un recordatorio de que la dura estación invernal en los Balcanes está ahí nomás, a la vuelta de la esquina.

“Cada año pedimos soluciones, y cada año logramos encontrar alojamiento para quienes lo necesitan”, destacó el Jefe de Misión de la OIM. “Pero este año, las inminentes elecciones locales a mediados de noviembre, y el mayor número de migrantes y refugiados que estaba durmiendo a la intemperie nos quitó la confianza. La situación es terriblemente desalentadora”.
 

Para más información por favor contactar a Peter Van der Auweraert en la OIM Bosnia y Herzegovina, Correo electrónico: [email protected], Tel: +38 761226301

  • Las instalaciones en Lipa, totalmente vacías, tras el desalojo de 350 migrantes. Foto: OIM/Peter Van der Auweraert