OIM: Más de 830.000 personas permanecen desplazadas fuera de Mosul

Posted: 
07/28/17
Themes: 
Humanitarian Emergencies, Internally Displaced Persons

Mosul -  La OIM, el Organismo de las Naciones Unidas para la Migración, divulgó esta semana datos de su Matriz de Seguimiento de Desplazados (DTM), que calcula que unas 839.118 personas (139.853 familias) siguen desplazadas después de los intensos combates para recuperar la ciudad de Mosul.

De acuerdo con informes y escenas presenciadas este mes por el personal de la OIM que trabaja en la zona, miles de personas permanecen sepultadas bajo los escombros, sus historias no contadas enterradas entre los ladrillos rotos y piedras de lo que una vez fue una bulliciosa ciudad de más de 1,4 millones de personas, cuya historia se remonta por lo menos al 401 AC.

Esta semana, tres supervivientes que hablaron con la OIM desde sus camas de hospital dieron testimonio de la carnicería que habían presenciado. Los tres perdieron a familiares. (Para más información, ver más abajo).

VIDEO EXCLUSIVO

Amira (10)

"El EIIL lanzó un mortero en nuestra casa. Mi padre estaba tratando de escapar con mis hermanas y hermano menor, mientras mi madre y yo todavía estábamos detrás ... El humo envolvió la casa. No podía ver nada. Mamá yacía muerte en el piso. Yo creía que estaba viva...” 

Sarah (25)

Estaba tendida en la sala, su padre de pie a su lado. Ambos todavía estaban tratando de comprender lo que acababan de atravesar y lo que habían perdido. Con su madre, una hermana y sus dos hijos, y otras tres familias con niños, estaban atrapados dentro de una casa, con el EIIL que los usaba como escudos humanos.

El ejército iraquí se acercaba a la ciudad vieja con los últimos bloques que quedaban por tomar.

Mientras las mujeres y los niños se amontonaban en el interior, entró una mujer yihadista extranjera del EIIL. Ella sostenía el detonador del chaleco suicida que llevaba encima.

"Todos ustedes son infieles esperando que el ejército infiel venga y los salve", gritó la guerrera del EIIL a las mujeres y los niños aterrorizados antes de detonar su chaleco bomba.

Niqaa (madre de 45 años)

"Ojalá hubiese muerto con ellos", dijo ella incapaz de mencionar los nombres de los miembros de la familia como su hermana, del este de Mosul, que estaba escuchando a su lado llorando.

Eran las 19:15 y Niqaa estaba en la cocina preparando la cena para su familia con los pocos ingredientes que aún tenía. Su hijo menor estaba de pie charlando con ella, diciéndole que no veía la hora de que llegara el ejército para poder marcharse y volver al este de Mosul.

"Voy a comprar agua allí","voy a comprar dulces y chocolates para mí", su hijo le estaba diciendo con entusiasmo. "Así que le di un poco de dinero para mantenerlo contento."

"Mamá, no veo la hora de que llegue el ejército para salir a gritarles que somos civiles, somos una familia y agitaré la bandera blanca", le dijo a ella con gran entusiasmo, emocionado ante la noticia de que el ejército iraquí estaba cerca e iban a ser liberados del EIIL.

En ese momento, la casa se sacudió cuando impactó una bomba.

Amira

"Seguí llamando a mi madre, gritando para que ella me ayudara, pero ella nunca me respondió. Yo también había caído al suelo, mis piernas estaban lastimadas. No podía moverme.”

"Me quedé tres días sola en la casa llamando a mi madre, llamando a mi padre, pero nadie vino. No tenía comida ni agua... los tres días y las tres noches estaba sola gritando para que alguien me ayudara, pero nadie me oyó. Mamá... seguí llamándola, pero sin obtener respuesta... No sabía que ella estaba muerta hasta que me rescataron.

Sarah

La habitación se derrumbó, y Sarah de repente se encontró bajo los escombros. Ella sintió que alguien la tiraba hacia una grieta en los escombros, donde podía respirar. Durante horas, Sarah había quedado sepultada con lesiones graves en ambas piernas.

"Al principio pude escuchar las voces de las mujeres que gritaban desde debajo de los escombros... Yo podía oír a los niños llorar...", recordó.

Niqaa

“La casa se derrumbó encima de nosotros. Estaban todos muertos. Mi familia entera muerta en un instante. Mi esposo y mis seis hijos muertos,” sollozó.

“Nadie pudo enterrarlos, el bombardeo era muy intenso alrededor nuestro. Algunos civiles de la zona me arrastraron a un lugar seguro. Me vendaron el pie sangrante y me llevaron a un lugar más seguro. Pasaron cinco días antes de que los militares entraran en nuestro barrio y nos rescataran.

En un hospital de campaña en Hammam al-Alil, un cirujano intentó desesperadamente salvarle el pie. Tuvieron que amputárselo.

"Mi esposo y mis hijos están muertos ... están todos muertos, no queda ni uno de ellos vivo", sollozó.

Sarah

"Al principio había sobrevivientes. Podía escuchar a los niños llorando al principio, a los adultos gritando... Entonces sus voces se desvanecieron lentamente una por una a medida que se ahogaban y morían ", dijo.

Ella fue la única que salió con vida.

Amira

"Tres días sola en la casa, día y noche escuchando las bombas caer desde el cielo ... todo lo que quería era que alguien viniera a buscarme ... Pasaron tres días hasta que el ejército llegó a nuestra casa".

Las entrevistas con Amira, Niqaa y Sarah pueden encontrarse aquí:

https://www.youtube.com/watch?v=tZJb920pLFY&feature=youtu.be

El Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido (DFID) está apoyando al hospital en el terreno de la OIM. El hospital continúa brindando asistencia para salvar vidas tanto a las víctimas de la guerra como a los pacientes.

Desde su apertura en abril de 2017, los cirujanos de la OIM han realizado 476 operaciones de traumatismos (procedimientos vasculares, generales, ortopédicos) y 22 casos de emergencia regular. El hospital también ha tratado a más de 6.200 casos de seguimiento ambulatorio y posoperatorio.

El Jefe de la Misión de la OIM en Iraq, Thomas Lothar Weiss, dijo: "Las historias de los civiles que fueron atrapados en el oeste de Mosul y el sufrimiento que atravesaron son un recordatorio de que una mayor asistencia humanitaria es vital si queremos ayudarlos en el camino hacia su recuperación. Gracias al DFID y a nuestros asociados en la salud, el hospital de campaña de la OIM puede seguir brindando atención médica a los más vulnerables "

Desde el comienzo de las operaciones de Mosul en octubre de 2016, el número acumulado de personas desplazadas cuyas ubicaciones de desplazamiento y/o retorno han sido identificadas por el Seguimiento de Emergencia de la OIM para las operaciones de Mosul (Matriz de Seguimiento a Desplazados - DTM) alcanzó una cifra de 178.952 familias, correspondientes a 1.073.712 individuos.

Otros 234.594 desplazados internos (39.099 familias) han retornado, y se estima que un 80% regresarán a sus distritos de origen en el este de Mosul.

Las últimas cifras de Seguimiento de Emergencia del DTM sobre los desplazamientos desde Mosul están disponibles en el siguiente vínculo: http://iraqdtm.iom.int/EmergencyTracking.aspx

Para mayor información, por favor contactar a la OIM de Iraq:

Hala Jaber, Tel: +964 751 740 1654, Email: hjaberbent@iom.int

Sandra Black, Tel: +964 751 234 2550, Email: SBLACK@iom.int

  • Fátima, de 45 años, salió de su casa en el oeste de Mosul en busca de agua para sus hijos, cuando una bomba cayó cerca, matando a su hija de 19 años y lesionando gravemente las piernas de Fátima. Su hijo más joven, Adam, de diez años, está a su lado, todavía en estado de shock. Foto: Raber Y. Aziz / Organismo de las Naciones Unidas para la Migración (OIM) 2017

  • Fátima, de 45 años, salió de su casa en el oeste de Mosul en busca de agua para sus hijos, cuando una bomba cayó cerca, matando a su hija de 19 años y lesionando gravemente las piernas de Fátima. Su hijo más joven, Adam, de diez años, está a su lado, todavía en estado de shock. Foto: Raber Y. Aziz / Organismo de las Naciones Unidas para la Migración (OIM) 2017