OIM: Se han registrado más de 1.200 muertes de niños migrantes desde 2014, pero la cifra real probablemente sea mucho mayor

Posted: 
02/16/18
Themes: 
Humanitarian Emergencies, Migration and Youth, Missing Migrants, Refugee and Asylum Issues

Berlín – En 2015, la foto de un niño sirio encontrado muerto en una playa en Turquía al haber intentado llegar a Grecia, ocupó los principales titulares del mundo entero. Desde entonces, muchos otros niños han muerto al intentar migrar, sin embargo la verdadera escala de tal tragedia se desconoce debido a una seria falta de datos.

Desde que la OIM, en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración, comenzó a recopilar datos en el 2014 por medio del -“Proyecto Migrantes Desaparecidos”-, ha registrado la muerte de más de 1.200 niños migrantes,  de los cuales casi la mitad perecieron al intentar cruzar el Mediterráneo. Esa cifra representa menos del 5%del total de muertes de migrantes registradas por la OIM durante este período.

La cifra real posiblemente sea mucho mayor, dado que cerca del 12.5% de todos los migrantes tienen menos de 18 años, y la cifra de niños migrantes en todo el mundo ha aumentado en años recientes. Por ejemplo, aproximadamente 250.000 de migrantes llegados por vía marítima a Italia y a Grecia en 2015 eran niños y, en el caso de Italia, el 72% no estaban acompañados.

El llamado a la acción emitido el día de ayer por UNICEF, la OIM, el ACNUR, Eurostat y la OCDE pone de relieve la falta de datos esenciales para poder comprender tanto el modo en que la migración afecta a los niños y a sus familias como para el diseño de políticas y programas que puedan atender sus necesidades. Son particularmente escasos los datos sobre niños que se trasladan de manera irregular entre fronteras y de quienes se han perdido o han muerto durante las travesías migratorias.

“Somos conscientes de que hay un número cada vez mayor de niños en movimiento, y que muchos de ellos enfrentan graves riesgos durante los desplazamientos”, sostuvo Franck Laczko, quien se desempeña como Director del Centro de Análisis de Datos de la OIM sobre la Migración Mundial (GMDAC por su sigla en inglés), que cual maneja el -“Proyecto Migrantes Desaparecidos”-. “En solamente un 40% de los casos en los que registramos la muerte de un migrante podemos estimar la edad de la persona fallecida” sostuvo. “Es extremadamente difícil encontrar datos desagregados por edad.”

De las 1.202 muertes registradas por el -“Proyecto Migrantes Desaparecidos”-, se tiene acceso a la edad en tan solo un 21% de los casos. A menudo las fuentes mencionan solamente que la persona fallecida es un “niño” o un “menor”, por lo cual resulta difícil determinar qué niños migrantes son los más vulnerables. De los niños cuya edad fue suministrada, el promedio es de 8 años al momento de su deceso, Cincuenta y ocho de tales niños eran bebés de menos de un año de edad, y 67 tenían entre 1 y 5 años.

Si bien la escasez de datos sobre niños migrantes implica que es imposible determinar cuál es la ruta migratoria más peligrosa para los niños, los datos disponibles indican que el cruce del Mediterráneo, en especial desde Turquía a Grecia, es particularmente peligroso. Al menos 396 migrantes de menos de 18 años murieron al intentar cruzar por la zona este del Mediterráneo desde 2014 y otros 164 fueron registrados en la ruta central del Mediterráneo, y 16 en la ruta oeste de dicho mar.

Sin embargo, ya que menos del 20% de las más de 15.000 muertes registradas en estas rutas contienen información sobre la edad, el reciente Informe sobre viajes fatales de la OIM estima que al menos 1.300 niños han fallecido en el Mediterráneo desde 2014.

A nivel mundial, el Proyecto Migrantes Desaparecidos ha registrado la muerte de 137 niños que estaban migrando en África, 20 en la frontera entre EE.UU. y México, y 18 en tierra en Europa. La mayor parte de los decesos se produjeron por ahogamiento: 681 niños se han perdido al cruzar una masa de agua, la mayor parte de ellos murieron en el Mar Mediterráneo o en la Bahía de Bengala. Sesenta y ocho niños murieron en accidentes de tránsito o por sofocamiento durante el transporte vehicular; 50 debido a exposición a medioambientes hostiles durante sus viajes; 35 debido a la violencia; y 23 debido a enfermedades y falta de acceso a medicamentos.

Cerca de 803 de los niños registrados en la base de datos del -“Proyecto Migrantes Desaparecidos”- procedían originalmente de Asia, incluyendo el Medio Oriente, en tanto que otros 171 de los fallecidos procedían de naciones africanas. Sesenta y uno eran de las Américas, en tanto que el origen de los restantes 167 no ha podido ser determinado.

La recopilación de más y mejores datos sobre niños migrantes es sumamente importante en este momento en el que los Estados están discutiendo el modo de lograr una migración más segura y más ordenada. También es importante lograr mejores formas de medir y de documentar las muertes de niños migrantes debido a la incorporación de la migración y la edad en la Agenda Mundial de Desarrollo Sostenible 2030.  De acuerdo con dicha agenda, los estados han acordado trabajar para promover la migración ordenada, segura y regular, y también poner fin a las muertes evitables de niños.

Julia Black, Coordinadora del -“Proyecto Migrantes Desaparecidos”-, concluyó diciendo que “sabemos que nuestros datos son incompletos. La verdad es que la cifra de niños que fallecen durante la migración es mucho más elevada. La obtención de mejores datos podría ayudar a reducir tales tragedias en el futuro, y también ayudaría a las familias a que puedan identificar a sus seres queridos.”

Para mayor información por favor contactar a Julia Black en el GMDAC de la OIM, Tel: +49 30 278 778 27, Email: jblack@iom.int; Joel Millman en la Sede de la OIM, Tel: +41 79 103 8720, Email: jmillman@iom.int

  • Migrants and refugees arrive at the Greek island of Lesbos. File photo: © Amanda Nero / IOM 2015