Preocupación en Naciones Unidas en África Central y Occidental por el aumento de la situación de vulnerabilidad de los migrantes en medio de la pandemia de COVID-19

Posted: 
07/03/20
Themes: 
COVID-19

Dakar – La Red Regional de Naciones Unidas sobre la Migración junto al Comité Ejecutivo Regional de Naciones Unidas – ODS/SDG para la COVID-19 en África Central y Occidental – han manifestado su preocupación por el bienestar de millones de migrantes en toda la región, en medio de la crisis provocada por la COVID-19. Si bien los migrantes deben enfrentar las mismas amenazas a su salud planteadas por la COVID-19 que cualquier otro ser humano, pueden estar expuestos a un nivel más alto de vulnerabilidad relacionado con la discriminación y la exclusión en sus condiciones laborales y de vida o en el acceso a los servicios básicos, entre ellos los relacionados con el cuidado de la salud. En esas circunstancias tan difíciles, los migrantes pueden estar en riesgo de sufrir abusos y otras violaciones a sus derechos humanos.

Más de 30.000 migrantes se encuentran actualmente varados en las fronteras y más de 2.000  aguardando asistencia en centros de tránsito atestados en donde sufren un mayor riesgo de contraer la infección por COVID-19. Desde que se produjo el brote en la región, miles fueron abandonados a su suerte en el desierto por los tratantes y traficantes a lo largo de las rutas migratorias. Algunos fueron deportados, poniendo en riesgo sus vidas y su salud y otros están siendo el blanco de discriminación, discurso de odio y xenofobia.

Mientras los gobiernos en África Central y Occidental están tomando medidas preventivas tales como cierres de fronteras para proteger a sus países ante la propagación de la COVID-19 los migrantes, incluso los que se encuentran en situación irregular, pueden sufrir el impacto de manera desproporcionada, sin posibilidad de acceder a cuidados de la salud, a servicios sociales o de protección. Adicionalmente, los cierres de fronteras limitan aún más las opciones migratorias, entre ellas el retorno, y obligan a los migrantes a usar rutas migratorias más peligrosas, poniéndolos en peligro de ser explotados, extorsionados o abusados.

Partiendo de los compromisos basados en principios y de las acciones delineadas en el Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular (GCM), la Red Regional convoca a los gobiernos para que hagan sus mayores esfuerzos para abordar y reducir las vulnerabilidades de los migrantes mediante la incorporación de sus necesidades en materia de salud y otras necesidades básicas en las respuestas locales y nacionales y en la recuperación, teniendo en cuenta las especiales necesidades de mujeres y niños y defendiendo los derechos humanos en las fronteras internacionales, luchando contra la discriminación, la xenofobia y las narrativas contra los migrantes, y haciendo operativas las recomendaciones relevantes sobre la protección de los derechos humanos de los migrantes en situación de vulnerabilidad.

Los Estados Miembros deben asegurar que todos los migrantes – con independencia de su situación migratoria – puedan protegerse ellos mismos y a sus comunidades de la COVID-19, y puedan acceder a pruebas y tratamiento contra la infección sin temor a ser detenidos, deportados o penalizados. A tal fin, la Red Regional convoca a los Estados Miembros en toda la región para que con urgencia amplíen la disponibilidad y la flexibilidad de caminos regulares y seguros para migrantes en situación de vulnerabilidad (GCM, Objetivo 5), incluso caminos relacionados con el ingreso y la salida sobre la base de los derechos humanos, por razones humanitarias o de compasión; cooperar en la facilitación del retorno voluntario seguro y digno de migrantes sobre la base de su consentimiento previo, seguro y libre; suspender todas las deportaciones durante la COVID-19 y asegurar que nadie corra el riesgo de ser expulsado y retornado a lugares en los que su vida, su seguridad o sus derechos humanos se vean amenazados, incluyendo en esto la defensa de las prohibiciones de expulsiones colectivas o retornos arbitrarios en las fronteras (GCM, Objetivo 15).

Además, la Red Regional pone de relieve la necesidad de que los Estados Miembros prioricen la protección y los derechos de los migrantes, su dignidad y bienestar, y brinden acceso seguro a los servicios básicos, entre ellos el tratamiento para COVID-19 y los servicios de prevención integrada a todos los migrantes, incluyendo a aquellos con condiciones de salud preexistentes y quienes ya de por sí pueden tener un acceso limitado a los accesos de salud, sin dejar de lado a los que están en situación irregular. Todos los migrantes, con independencia de su condición, deben ser incluidos en los planes nacionales de preparación, respuesta, recuperación y contención ante la COVID-19, los cuales deben garantizar el acceso igualitario y no discriminatorio al tratamiento, a los cuidados, a la información y a la protección social (GCM, Objetivo 15).

En particular para los menores no acompañados que están desplazándose o que están separados, la separación familiar extendida debido al cierre de fronteras, sumado al acceso limitado a los servicios de apoyo psicosocial y de protección, provoca un aumento del nivel de estrés mental y de exposición a la violencia y la explotación de estos menores. La Red Regional convoca a los Estados Miembros a defender los mejores intereses de los menores en todo momento como una consideración primordial en situaciones en las que haya menores de por medio (GCM, Objetivo 7).

La Red Regional reafirma el compromiso de los Estados Miembros en cuanto a eliminar toda forma de discriminación, discurso de odio, xenofobia e intolerancia contra los migrantes y sus familias (GCM, Objetivo 17). La COVID-19 no discrimina y tampoco nosotros debemos hacerlo. A este fin, la Red Regional está lista para brindar apoyo a los Estados Miembros para que establezcan mecanismos destinados a prevenir, detectar y responder a las instancias sistemáticas de xenofobia y discriminación contra los migrantes, y para concientizar acerca de la COVID-19 e influir sobre la percepción pública acerca de los migrantes y reformular la narrativa en torno a la migración.

Finalmente, la Red Regional pone de relieve que las restricciones a la movilidad y otras deberán cumplir con los requerimientos de legalidad, necesidad y proporcionalidad y no deberán ser discriminatorias (GCM, Objetivo 11).

La respuesta ante la COVID-19 no debe ser un obstáculo a la movilidad en la región y la movilidad no es un obstáculo para mitigar el impacto de esta pandemia.

La Red de las Naciones Unidas sobre la Migración fue establecida para asegurar un apoyo efectivo, oportuno y coordinado, que además cubra al sistema en su totalidad, destinado a los Estados Miembros para la implementación, seguimiento y revisión del Pacto Mundial para una Migración Ordenada, Segura y Regular.

Al emitir esta declaración, la Red Regional recuerda a los Estados el compromiso asumido en el GCM en cuanto a abordar y reducir las vulnerabilidades en la migración y brindar acceso a los servicios básicos para los migrantes. La pandemia de COVID-19 ha creado el momento propicio para la promoción de un enfoque integrado y seguro de la gestión de fronteras y una solución viable y sostenible para mitigar los desafíos en materia de salud pública a la par que se garantiza la seguridad sanitaria y económica para todos.

La Red de Naciones Unidas sobre la Migración está comprometida con brindar apoyo a todos sus asociados que procuran la implementación del GCM, reconociendo que este marco de cooperación brinda una herramienta de gran valor para asegurar que todos los integrantes de la sociedad puedan contribuir en la respuesta colectiva ante la COVID-19 y sean protegidos en la misma medida contra su impacto.

Detalles de contacto:

OIM, Florence Kim: fkim@iom.int, Tel: +221 78 620 6213

Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OHCHR), Patrick Ifonge: consultant.ifonge@ohchr.org; Tel: +33 6 51 87 95 50

UNICEF, Sandra Bisin: sbisin@unicef.org, Tel +221 77 819 23 00

ACNUR, Romain Desclous: desclous@unhcr.org

OIT, Jennifer Patterson: patterson@ilo.org; Adam Bowers: bowers@ilo.org

Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Alejandra Amaya Escoto: alejandra.amayaescoto@un.org; Henna Mustonen henna.mustonen@un.org

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDP), Njoya Tikum: njoya.tikum@undp.org

  • Debido a los cierres de fronteras decretados por los gobiernos para evitar la propagación de COVID-19 en África occidental, al menos 30,000 migrantes están varados en las fronteras. OIM / Monica Chiriac.

  • Debido a los cierres de fronteras decretados por los gobiernos para evitar la propagación de COVID-19 en África occidental, al menos 30,000 migrantes están varados en las fronteras. OIM / Monica Chiriac.