Se contabilizan 15.289 llegadas y 517 muertes de migrantes en el Mediterráneo en 2018

Posted: 
04/06/18
Themes: 
Humanitarian Emergencies, Missing Migrants

Ginebra – La OIM, en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración, informa que 15.289 migrantes y refugiados han ingresado a Europa por vía marítima durante los primeros 95 días de 2018, con cerca del 44% llegados a Italia y el resto dividido entre Grecia (33%), España (23%) y Chipre (menos del 1%). 

Esto puede compararse con las 31.060 llegadas en este punto en 2017 y con las 172.089 en marzo de 2016.

El jueves Flavio Di Giacomo de la OIM Roma compartió datos que fueron dados a conocer esta semana en Italia sobre las 11 posiciones principales ocupadas por países de origen de los cuales proceden los migrantes que llegan (ver el cuadro de abajo).

De acuerdo con el Ministerio del Interior de Italia el principal remisor de migrantes que llegan a través de la ruta central del Mediterráneo este año es Eritrea, con 1.552 – es decir, cerca del 25 % de los hombres, mujeres y niños que parten del norte de África y emprenden el viaje por vía marítima. Túnez ocupó el segundo lugar en la lista de 2018, con poco menos de 1.200 llegadas, seguido por Nigeria, Pakistán, Libia, Costa de Marfil, Sudán, Guinea y Senegal – todos ellos con llegadas que oscilaron entre 200 y 500. Completando la lista se encuentran Malí y Argelia, los dos con menos de 200 llegadas en los tres primeros meses de 2018.

.

Comparando estos datos con las llegadas desde 2015 a 2017, la OIM advierte un giro distintivo. El mayor remisor, Nigeria, ha sido el país de origen de más de 78.000 migrantes desde el 1° de enero de 2015, si bien tres cuartos de ese total fueron compilados antes de 2017.

De igual manera, las mayores porciones de los totales para Senegal (22.508), Costa de Marfil (25.917), Sudán (24.712) y Guinea (26.074), proceden del año 2017. Eritrea, el líder de este año, ha remitido 68.484 migrantes a Italia a través del norte de África desde el 1° de enero de 2017. Pero más del 60% de ese total llegó antes del 2017 (ver el cuadro de  abajo).

 

En contraste, 2017 y 2018 han sido testigos de una mayor proporción de llegadas desde el norte de África – desde Argelia, Túnez, Marruecos y Libia. De entre los aproximadamente 8.000 tunecinos que han cruzado el Mediterráneo rumbo a Italia desde 2015, más de 6.000 han llegado desde inicios del 2017. Sudán, que promediaba unas 500 llegadas por mes en 2017 – y casi 800 en 2016 – ha sufrido una caída este año a un promedio mensual de menos de 80 nuevas llegadas a Italia. Bangladesh, con más de 22.000 llegadas en los 36 meses entre enero de 2015 y enero de 2018 (o más de 600 por mes) este año está promediando menos de 80 por mes.

Christine Petré de la OIM Libia informó el jueves que el sábado (31 de marzo) 80 migrantes (todos ellos hombres) fueron llevados a la costa de Libia por la Guardia Costera de dicho país. La mayoría de esos migrantes provenían de Sudán, Ghana, Nigeria y Marruecos. Los migrantes se encontraban en un bote de goma intentando llegar a Italia luego de haberse embarcado en Zuwara.

La OIM llegó al punto de desembarque y proveyó cuidados médicos de salud primarios, controles de protección, alimentos, agua y jugo. Los migrantes fueron trasladados al centro de detención en Tajoura en donde la OIM procedió a distribuir artículos no alimentarios, kits de higiene y ropas a los migrantes en cuestión. No se informó acerca de ningún caso de emergencia ni se recuperó cuerpo alguno.

La OIM informa que hasta ahora en 2018, 3.479 migrantes han sido retornados a territorio libio por la Guardia Costera de Libia; esto representa un aumento del 5% en comparación con el mismo período del año pasado.

Petré informó asimismo acerca de vuelos de Retorno Voluntario Humanitario (VHR por su sigla en inglés) que partieron desde Libia esta semana, incluyendo tres vuelos chárter y un transporte comercial que llevaron a migrantes a sus hogares en Costa de Marfil, Malí, Sierra Leona y Filipinas. Más de 5.340 migrantes que retornaban han completado tales vuelos desde el 1° de enero, y más de 11.500 desde que la fase de aumento se inició el 28 de noviembre de 2017. Al menos 24.710 migrantes han retornado a sus hogares desde Libia con la asistencia de la OIM desde el 1° de enero de 2017.

Kelly Namia de la OIM Grecia explicó el jueves que en cuatro días, la Guardia Costera Helénica informó acerca de por lo menos tres incidentes que requirieron de operaciones de búsqueda y de rescate cerca de las islas de Lesbos y de Chíos. La Guardia Costera rescató a 167 migrantes y los trasladó a las islas respectivas.

Ana Dodevska de la OIM España informó el jueves que el total de llegadas por mar en 2018 ha alcanzado la cifra de 3.460 hombres, mujeres y niños que han sido rescatados en las aguas de la zona oeste del Mar Mediterráneo al 5 de abril. Esto puede compararse con las 3.326 personas que llegaron el año pasado en todo el mes de abril.

 

cid:image003.png@01D3CD07.CBA17E60

Más recientemente, 19 migrantes fallecieron en diferentes incidentes en la zona oeste del Mediterráneo. El 1° de abril, el servicio de rescate marítimo español rescató a una persona y recuperó cuatro cuerpos de un bote hundido en ocasión de una operación de rescate en el Estrecho de Gibraltar. El único sobreviviente  dijo a las autoridades que 12 migrantes se encontraban a bordo de la embarcación cuando se produjo el naufragio.

El 2 de abril, otro cuerpo fue recuperado en las aguas cercanas a Barbate, en Cádiz: actualmente, el total de víctimas a partir del naufragio del domingo sigue siendo de cinco fallecidos y seis desaparecidos. Esta tragedia ocurrió tan solo un par de días después de que un bote que transportaba siete migrantes naufragara en la misma zona: de acuerdo con la ONG española Caminando Fronteras, siete hombres desaparecieron el 29 de marzo en las aguas entre Marruecos y España. Adicionalmente, los restos de un migrante fueron encontrados por pescadores locales cerca Al-Hoceima, Marruecos, el 1° de abril. En los primeros tres meses de 2018, 139 migrantes han perdido la vida o han desaparecido en su intento de llegar a España.

Se estima que en el Mediterráneo, 517 migrantes han fallecido, en comparación con los 804 hasta este mismo punto en 2017. Es importante considerar que en los últimos tres años, la OIM ha informado acerca de 500 muertes en el Mediterráneo antes de finales del mes de marzo, una tendencia que ha sido consistente incluso si los datos totales sobre llegadas y muertes han fluctuado considerablemente en esos mismos tres años.

En 2016 – el peor año que se ha registrado en lo referente a muertes – la OIM registró los decesos de más de 5.000 migrantes irregulares en el Mediterráneo en todo el año, y más de 362.000 llegadas en total. En 2017 los totales de muertes cayeron hasta poco más de 3.000 y las llegadas, hasta poco más de 170.000. Para abreviar: si bien tanto las muertes como las llegadas cayeron considerablemente entre los dos años, las muertes durante los trimestres iniciales de ambos años fueron marcadamente consistentes.

Sin dudas, fue solamente en 2014 – el primer año en su totalidad en el que la OIM registró el movimiento diario de migrantes en el Mediterráneo – que 500 muertes no ocurrieron dentro de los primeros 100 días del año. En ese año fue solamente a mediados del mismo – el 27 de junio – que el Proyecto Migrantes Desaparecidos registró la muerte número 500. En la segunda mitad del año, se registraron más de 2.500 muertes.

Es también importante destacar que las más de 500 muertes ocurridas este año han tenido lugar a pesar de una marcada caída en el total de llegadas. Esto es así incluso para España, que ha sido testigo de un rápido aumento en el volumen de llegadas y muertes en la ruta oeste del Mar Mediterráneo durante la segunda mitad del año 2017, pero cuyos volúmenes durante el primer trimestre de 2018 son virtualmente idénticos a los de 2017, un año durante el cual 224 hombres, mujeres y niños se ahogaron al intentar llegar a España.

Ya en este año casi 140 migrantes irregulares han muerto intentando llegar a España, es decir cerca de dos tercios del total de 2017 – incluso con tres cuartos del año aún pendientes. La explicación para que las muertes en esta ruta se hayan triplicado no es una conexión con un correspondiente aumento en el volumen, sino con otra cosa.

Este es también el caso de Italia, en donde cerca de 360 muertes en la ruta central del Mediterráneo en 100 días representan menos de la mitad del total de 2017 durante el mismo período. Haciendo esa salvedad, el total de llegadas para 2018 es apenas de más de un cuarto que las de 2017 – lo cual quiere decir que si bien el número de víctimas es menor, la proporción de ahogamientos en relación a las llegadas es mucho mayor que la que se estaba registrando en esta misma época el año pasado.

Todos estos factores hacen que sea difícil cualquier pronóstico para los próximos nueve meses de 2018.

A nivel mundial, el Proyecto Migrantes Desaparecidos de la OIM ha registrado 871 muertes y desapariciones de migrantes en 2018, en comparación con 1.420 al 4 de abril en 2017 (ver el cuadro de abajo).

Varias muertes fueron registradas en otras regiones desde la actualización de la semana pasada. En días recientes, 43 migrantes y refugiados perdieron la vida en accidentes de tránsito en diferentes partes del mundo. En el Cuerno de África, un trágico accidente de tránsito ocurrió en Tanzania el 29 de marzo, el cual dejó como saldo la muerte de seis refugiados, de un miembro del equipo de la OIM y de un ciudadano de Tanzania. El accidente tuvo lugar cerca de la ciudad de Ngara y ocurrió durante el transporte de 515 ciudadanos de Burundi que habían aceptado el retorno voluntario en un convoy de autobuses contratados por la OIM.

En Tailandia, un incendio ocurrido en un autobús que llevaba a migrantes desde Myanmar provocó la muerte de 20 personas, incluyendo a 18 mujeres, el 30 de marzo. Ese incidente ocurrió en la provincia de Tak, al oeste de Tailandia, en la frontera con Myanmar. En la frontera entre Turquía y Armenia, un minibús que transportaba a migrantes desde Afganistán, Pakistán e Irán chocó en la provincia de Idgir al este de Turquía el 30 de marzo, dejando como saldo 17 personas muertas.

En México, un hombre falleció tras caer de un tren de cargas cerca de Escárcega en el estado mexicano de Campeche. Adicionalmente, el Proyecto Migrantes Desaparecidos de la OIM recibió esta semana datos de la Oficina del Condado de Pima, del médico forense en Arizona, EE.UU., para el mes de marzo: los restos de ocho migrantes que perdieron sus vidas cruzando la frontera entre EE.UU. y México fueron recuperados en distintos lugares en el condado de Pima durante el último mes.

Para mayor información por favor contactar a:

Joel Millman en la Sede de la OIM, Tel: +41 79 103 8720, Email: jmillman@iom.int

Mircea Mocanu, OIM Rumania, Tel: +40212115657, Email: mmocanu@iom.int

Dimitrios Tsagalas, OIM Chipre, Tel: + 22 77 22 70, E-mail: dtsagalas@iom.int

Flavio Di Giacomo, Oficina de Coordinación de la OIM para el Mediterráneo, Italia, Tel: +39 347 089 8996, Email: fdigiacomo@iom.int

Hicham Hasnaoui, OIM Marruecos, Tel: + 212 5 37 65 28 81, Email: hhasnaoui@iom.int

Kelly Namia, OIM Grecia, Tel: +30 210 991 2174, Email: knamia@iom.int

Julia Black, en el  GMDAC de la OIM, Tel: +49 30 278 778 27, Email: jblack@iom.int

Christine Petré, OIM Libia. Tel. +216 29 240 448 Email: chpetre@iom.int

Ana Dodevska, OIM España, Tel: +34 91 445 7116, Email: adodevska@iom.int

Myriam Chabbi, OIM Túnez, Tel: +216 71 860 312 Int. 109, Móvil +216 28 78 78 05, Email: mchabbi@iom.int