Se contabilizan 30.300 llegadas y 655 muertes en el Mediterráneo en 2018

Posted: 
05/29/18

Ginebra – La OIM en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración informa que 30.300 migrantes y refugiados han ingresado a Europa por vía marítima durante los primeros 147 días  de 2018, con cerca del 40% llegado a Italia, un 38% a Grecia, en tanto que el resto (25%) han llegado a España.

Esto puede compararse con las 69.219 llegadas a la región en el mismo período en 2017 y alrededor de 198.346 llegadas en esta fecha en 2016.

En otras palabras: las llegadas al Mediterráneo en este punto en 2018 se encuentran por debajo de la mitad en relación al nivel de 2017 a esta fecha, y en un porcentaje menor al 15% en relación a las llegadas del año 2016 en esta fecha.

También cabe destacar que en el mes de mayo, las llegadas a Italia se ubican en el segundo lugar – tras España y levemente más adelante de Grecia (ver el cuadro de abajo).

 

 

Flavio Di Giacomo de la OIM Roma advirtió que los 12.105 migrantes que están registrados como llegados por mar a Italia este año representan un porcentaje del 80% menos que la cifra informada el año pasado en el mismo período, cuando 58.953 migrantes y refugiados irregulares llegaron a Italia, y una disminución del 70% en relación a los 40.671 que llegaron en esta fecha en 2016.

Más de 2.200 migrantes han sido rescatados desde el viernes pasado en las aguas entre el norte de África e Italia. Las operaciones de rescate han sido llevadas a cabo por barcos europeos e italianos, incluyendo barcos pertenecientes a ONG. La tabla superior no incluye los aproximadamente 1.000 migrantes que desembarcaron hoy en Palermo y en Messina. Algunos migrantes (cerca de 400) llegaron desde Túnez en tanto que la gran mayoría lo hicieron desde Libia (más de 1.800).

“Estas dos rutas han siempre sido completamente diferentes: mientras que desde Túnez usualmente registramos la llegada de migrantes tunecinos, desde Libia registramos la llegada de migrantes procedentes principalmente de países de África Subsahariana que están dejando sus países por una serie de motivos diferentes,” sostuvo Federico Soda, Director de la Oficina de Coordinación de la OIM para el Mediterráneo.

“Sin embargo, hemos advertido que últimamente en algunos casos ha habido algunos migrantes de África Occidental procedentes de Túnez. Por ejemplo, entre los 296 migrantes que partieron desde Kerkennah (Túnez) rescatados en el mar y traídos a tierra firme el viernes 25 de mayo, había alrededor de 220 tunecinos y 70 migrantes procedentes de los países de África Occidental, especialmente de Costa de Marfil. Investigaremos más acerca de este nuevo fenómeno dado que pareciera que algunos traficantes están organizando viajes desde Níger a Túnez, transitando por Argelia y evitando Libia,” agregó Soda.

La mayor operación de desembarque tuvo lugar el sábado 26 de mayo en Augusta (Sicilia) en donde un barco de la Guardia Costera Italiana, el Dattilo, trajo a tierra firme a más de 720 migrantes. Entre los mismos, los restos de un hombre que falleció durante el cruce por mar: de acuerdo con testimonios ya se encontraba muy débil y enfermo antes de la partida y no sobrevivió a la travesía.

“Todos los migrantes que llegaron a Augusta han partido desde Libia. Había muchos africanos del oeste, junto con migrantes procedentes del Cuerno de África,” dijo Di Giacomo.

“El equipo de la OIM en el punto de desembarque reunió numerosas historias dramáticas de migrantes que fueron víctimas de abuso y violencia. En un caso, nos reunimos con un migrante de Guinea que había sido detenido por un grupo armado de Libia en un centro no oficial cercano a Bani Walid,” continuó diciendo Di Giacomo. “Fue torturado todos los días y se enviaron fotos de sus heridas a su familia para obtener una recompensa de 8.000 dinares. Le quebraron un pie, le quemaron el codo con un hierro candente, y cortaron su dedo con un taladro. Luego de ocho meses, fue eventualmente abandonado, casi muerto, en una calle, porque su familia no podía pagar el monto reclamado”.

“Estas historias son, desgraciadamente, bastante comunes: muchos migrantes, incluso aquellos que comenzaron sus viajes como migrantes económicos, terminan siendo víctimas de violaciones de sus derechos humanos a lo largo de la ruta migratoria,” insistió Di Giacomo.

Las llegadas a Italia durante las primeras cuatro semanas de mayo representan alrededor de un décimo del volumen de mayo del año pasado, y una novena parte de la de mayo de 2016 (ver el cuadro de abajo).

 

 

En aguas españolas, hasta ahora en este año, Ana Dodevska de la OIM en Madrid informó el lunes que un total de 2.880 migrantes han sido rescatados en la ruta oeste del Mar Mediterráneo durante 27 días en mayo, en comparación con los 835 rescatados en la totalidad del mes de mayo del año pasado. Eso lleva a 7.507 el número total de hombres, mujeres, y niños que han sido rescatados en su intento por ingresar a España por mar este año (ver los cuadros inferiores).

 

 

 

Las llegadas a España en 2018 guardan consistencia con las del año 2017, pero dejan atrás en gran medida a las de años anteriores. Sin duda alguna, las 7.572 llegadas sobrepasan los totales para el año 2015, y casi igualan a todos los llegados en 2016 (ver el cuadro inferior).

 

 

España ha también sobrepasado la cifra de migrantes transportados por mar que han fallecido en 2017, alcanzando un total de 235 en 2018 al 27 de mayo, más que nunca en años anteriores. Los decesos en estas aguas también están en aumento año tras año, casi duplicándose de 2014 a 2015 y luego casi duplicándose nuevamente de 2016 a 2017. Habiendo alcanzado el total de 2017 – 224 hombres, mujeres y niños ahogados – en menos de cinco meses de 2018, es posible que este sea el tercer año de los últimos cinco en el que las muertes anuales en la zona oeste del Mediterráneo se han duplicado (ver el cuadro de abajo).

 

 

Más recientemente, cuatro personas fallecieron y aproximadamente 14 desaparecieron cuando una embarcación naufragó el 24 de mayo cerca de la costa de Kenitra, en Marruecos. Doce sobrevivientes lograron nadar hasta la costa, en tanto que los restos de dos hombres y de dos mujeres, de nacionalidad marroquí fueron arrastrados hasta la playa de Benmansour.

A nivel mundial, el Proyecto Migrantes Desaparecidos de la OIM ha registrado a 1.178 personas que fallecieron o desaparecieron durante el proceso migratorio. En el Mediterráneo solamente, 655 personas han perdido sus vidas en el mar desde que comenzó el año 2018, que es más de 1.000 menos que la cifra de muertes registradas en este punto el año pasado (ver el cuadro de abajo).

En la zona central del Mediterráneo, el cuerpo de un joven fue trasladado hasta la costa en Siracusa el 26 de mayo por un barco perteneciente a la Guardia Costera Italiana, el Dattilo. De acuerdo con los testimonios de los sobrevivientes, estaba enfermo y muy débil antes de partir desde Libia, y lamentablemente no sobrevivió a la travesía.

Ha habido otros agregados a la base de datos del Proyecto Migrantes Desaparecidos desde la actualización del último viernes.

En Europa, los restos de un joven migrante fueron encontrados el 25 de mayo en una corriente cercana al paso de montaña de Col de L’Échelle, a lo largo de la peligrosa ruta desde Italia a Francia que atraviesa los Alpes. Este es el tercer cuerpo rescatado en esta zona en las últimas dos semanas. En el norte de África, los restos de un migrante de Guinea fueron encontrados el 26 de mayo en un bosque cercano a las vallas fronterizas de Melilla, en Nador, Marruecos.

En el estado sureño de Veracruz, en México, un migrante de Honduras falleció tras saltar desde un tren de cargas en la ciudad de Tierra Blanca El Viejo. Este trágico accidente tuvo lugar el 26 de mayo y es la décimo cuarta muerte causada por un tren carguero que se ha registrado en México desde que el año 2018 comenzó. En Libia al menos 15 migrantes fueron asesinados por traficantes en la ciudad de Bani Walid el 23 de mayo. Fueron baleados mientras intentaban escapar. Otros veinticinco migrantes resultaron heridos y requirieron tratamiento por heridas de bala.

Adicionalmente, el Proyecto Migrantes Desaparecidos registró tres muertes en la frontera entre los Estados Unidos y México. Los restos de un hombre fueron encontrados por las autoridades de EE.UU. en Laredo, Texas, el 24 de mayo, en tanto que las autoridades de protección civil mexicanas recuperaron otro cuerpo en Nuevo Laredo el 26 de mayo. El mismo día, los restos de otro migrante fueron rescatados cerca del Puente Internacional Reynosa-Hidalgo. Las identidades de los fallecidos se desconocen por el momento.

Los datos del Proyecto Migrantes Desaparecidos de la OIM son compilados por el equipo de la OIM pero proceden de una variedad de fuentes, algunas de las cuales no son oficiales. Para conocer más acerca del modo en que los datos sobre muertes y desapariciones de migrantes son recopilados, hacer un clic aquí.

 

Conozca más acerca del Proyecto Migrantes Desaparecidos en: http://missingmigrants.iom.int

Para mayor información por favor contactar a:

Joel Millman en la Sede de la OIM, Tel: +41 79 103 8720, Email: jmillman@iom.int

Mircea Mocanu, OIM Rumania, Tel: +40 212115657, Email: mmocanu@iom.int

Dimitrios Tsagalas, OIM Chipre, Tel: + 22 77 22 70, E-mail: dtsagalas@iom.int

Flavio Di Giacomo, Oficina de Coordinación de la OIM para el Mediterráneo, Italia, Tel: +39 347 089 8996, Email: fdigiacomo@iom.int

Hicham Hasnaoui, OIM Marruecos, Tel: + 212 5 37 65 28 81, Email: hhasnaoui@iom.int

Kelly Namia, OIM Grecia, Tel: +30 210 991 2174, Email: knamia@iom.int

Julia Black, GMDAC de la OIM, Alemania, Tel: +49 30 278 778 27, Email: jblack@iom.int

Christine Petré, OIM Libia, Tel: +216 29 240 448, Email: chpetre@iom.int

Ana Dodevska, OIM España, Tel: +34 91 445 7116, Email: adodevska@iom.int

Myriam Chabbi, OIM Túnez, Móvil: +216 28 78 78 05, Tel: +216 71 860 312 Ext 109, Email: mchabbi@iom.int