Se contabilizan 39.289 llegadas y 840 muertes en el Mediterráneo en 2019

Posted: 
08/06/19
Themes: 
Humanitarian Emergencies, Missing Migrants


Ginebra – La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) informa que 39.289 migrantes y refugiados han ingresado a Europa por vía marítima al 4 de agosto, aproximadamente un 34% menos de los 59.271 que llegaron durante el mismo período el año pasado.

Las llegadas este año tanto a España como a Grecia superan las 18.947 y 13.568 personas respectivamente (32.515 en total), lo que representa un 83% del total de la región con un balance mucho menor en Italia, Malta y Chipre. Las llegadas a Grecia superan en un 16% a los totales del año pasado a esta altura del año. En cambio, las llegadas a España son 43% más bajas. 

Las muertes registradas en las tres principales rutas del Mar Mediterráneo durante casi siete meses de 2019 totalizan 840 personas, alrededor del 45% del total de 1.517 muertes confirmadas durante el mismo período en 2018 (ver gráfico debajo).

Sin embargo, las 840 muertes en el Mediterráneo no incluyen las 20 personas que murieron ahogadas durante el fin de semana. El lunes, Flavio Di Giacomo de la OIM Italia informó que 49 migrantes llegaron en las primeras horas del día a Lampedusa sin escoltas –es decir, aparentemente sin ningún esfuerzo de rescate de las operaciones de las unidades oficiales o de las ONG. Estos migrantes declararon haber visto a 20 compañeros caer al mar durante el viaje. Los sobrevivientes llegaron principalmente desde Côte d'Ivoire.

Proyecto Migrantes Desaparecidos

El 2019 es el sexto año que la OIM se esfuerza para registrar sistemáticamente las muertes en las rutas de migración en todo el mundo mediante el Proyecto Migrantes Desaparecidos. Desde el comienzo de 2014, el proyecto ha registrado la muerte de 32.595 personas, incluyendo 1.637 en 2019, hasta el 4 de agosto (ver el gráfico debajo).

Sin embargo, debido a que recabar información sobre esas personas y los contextos de sus muertes es un desafío, es probable que el verdadero número de vidas perdidas durante la migración sea aún mayor. Los informes del Proyecto Migrantes Desaparecidos solo deberían considerarse como un indicativo de los riesgos asociados con la migración, y no como una representación del verdadero número de vidas perdidas a lo largo del tiempo y en todo el mundo.

Desde el comienzo del año, cerca de la mitad de las muertes mundiales han ocurrido en tres rutas del Mediterráneo. Estas muertes están incluidas entre las 18.757 muertes registradas por el Proyecto Migrantes Desaparecidos desde 2014.

Se documentaron varias tragedias en el Mediterráneo desde la actualización de la semana pasada. En el Mediterráneo Central, un estimado de 150 personas perdieron la vida en un naufragio en la costa de Al Khums, Libia, el 25 de julio. Aproximadamente 134 sobrevivientes fueron rescatados por pescadores y asistidos por la Guardia Costera de Libia para regresar a la costa. En los días posteriores al naufragio, fueron recuperados los cuerpos de 43 personas, mientras que 107 personas continúan desaparecidas sin explicación.

En el Mediterráneo Occidental, se informó que un joven de Argelia desapareció mientras intentaba nadar por la frontera marítima fuertemente vigilada que separa Marruecos y el exclave español de Ceuta cerca de El Tarajal.

La OIM Yemen informó que 93 migrantes etíopes viajaban en un barco desde Djibouti a Yemen cuando se rompió. Cerca de 26 de las personas a bordo eran menores de 18 años. Estuvieron varados en el Golfo de Aden durante una semana sin alimentos ni agua. Los sobrevivientes que lograron llegar a la costa de Al Buraiqeh, Yemen, informaron que cerca de 15 personas que estaban a bordo murieron ya sea por deshidratación, inanición o ahogados en el mar.

El 28 de julio en Europa, se encontró el cuerpo de un hombre en el río Evros/Meriç en la región noreste de Evros, en la frontera terrestre con Turquía. Desde principios de 2019, el Proyecto Migrantes Desaparecidos ha documentado la muerte de 14 personas en este río, que forma una frontera natural entre Grecia y Turquía. En 2018, se registraron 55 muertes en esta frontera, comparada con las 14 muertes que sucedieron entre 2014 y 2017. Además, se informaron dos muertes en Bosnia y Herzegovina, cerca de la frontera con Croacia: el 31 de julio, un joven de Argelia fue encontrado muerto cerca de la ciudad de Velika Kladuša; y un día después, el 1 de agosto, un hombre de nacionalidad desconocida fue atropellado por un tren cerca de Bihac.

En México, un hombre de El Salvador recibió un disparo el 31 de julio cuando intentaba treparse a un tren de carga en Saltillo, Coahuila. El incidente fue informado por el refugio de migrantes en Saltillo, donde se había albergado con su hijo de 8 años unos días antes de continuar con su viaje hacia el norte. Él se encuentra entre las 75 personas, incluyendo a 12 niños, que el Proyecto Migrantes Desaparecidos informó muertas o desaparecidas en la región desde principios de año.

De las muertes registradas este año, el 21% fueron a causa de la violencia. Asimismo, en el estado del sur de México, Chiapas, un hombre cubano de 46 años de edad murió el 2 de agosto, aparentemente por un paro cardíaco mientras caminaba por las calles de Tapachula.

En la frontera entre EE.UU y México, al menos 27 personas perdieron la vida durante el mes de julio. Seis de esas muertes han sido registradas desde el 1 de agosto.

Recientemente, los cuerpos de tres personas que murieron por deshidratación fueron encontrados en distintos condados de Arizona, incluyendo los cuerpos de dos jóvenes mujeres. En las haciendas del condado de Maverick, Texas, las autoridades recuperaron los cuerpos de dos hombres que murieron deshidratados entre el 31 de julio y el 2 de agosto. En la estación de la policía fronteriza de Lordsburg en Nuevo México, un hombre de 32 años de El Salvador murió a las pocas horas de haber sido arrestado por los agentes de policía fronteriza de EE.UU. cerca de El Paso. Él viajaba con su hija de 11 años ya que querían reunirse con la madre de la niña que vive en EE.UU.

También se informaron varias muertes por inmersión en el Río Bravo/Río Grande durante los últimos días. Las autoridades de EE.UU. recuperaron los cuerpos de un hombre en el Condado de Hidalgo el 25 de julio; mientras que las autoridades de protección civil de México recuperaron un cuerpo en Ciudad Acuña, Coahuila, el 28 de julio. Recuperaron tres cuerpos más entre el 29 de julio y el 2 de agosto en Nuevo Laredo, Tamaulipas. En Reynosa, los cuerpos de dos hombres fueron recuperados a orillas del río el 2 de agosto. La OIM estima que al menos 228 personas han muerto en la frontera entre EE.UU y México en 2019. Al observar la información compilada durante este tiempo, se ha registrado la muerte o desaparición de 2.135 personas a lo largo de esta frontera desde que el Proyecto Migrantes Desaparecidos comenzó a recolectar información en 2014. 

Este año, el Proyecto Migrantes Desaparecidos de la OIM ha informado un fuerte aumento en la cantidad de venezolanos que han muerto durante la migración desde 2014 cuando los investigadores de Migrantes Desaparecidos comenzaron a documentar las muertes por migración en todo mundo.

Dicho Proyecto registró un total de 7 muertes de venezolanos de 2014 a 2016 y ninguna muerte en 2017, antes de registrar una suba abrupta de 42 muertes durante todo el año pasado. La mitad de las muertes de 2018 ocurrieron en el mar entre Venezuela y las islas de las Antillas Holandesas, Curaçao y Aruba.

A los seis meses y medio de 2019, se han registrado 82 muertes, casi el doble de la cifra registrada el año pasado, y casi el 60% de todas las muertes de migrantes venezolanos registradas desde 2014. (ver el gráfico debajo).

En total, el Proyecto Migrantes Desaparecidos ha registrado la muerte de 137 venezolanos desde 2014. Esas muertes fueron registradas en los siguientes países: Curaçao, Aruba, la frontera entre EE.UU. y México, Colombia, Ecuador, Trinidad y Tobago y Brasil.

En total, al menos 485 han perdido la vida en las Américas en 2019, comparado con las 358 muertes registradas a esta altura de 2018 –un aumento del 35% aproximadamente.

La información del Proyecto Migrantes Desaparecidos es compilada por el personal de la OIM con base en el Centro de Análisis de Datos sobre la Migración. La información proviene de distintas fuentes, algunas de las cuales no son oficiales. Para saber más sobre cómo se recaba la información sobre las muertes y desapariciones relacionadas con la migración, haga clic aquí.

El informe Viajes Fatales Volumen 4, publicado el 28 de junio, incluye un resumen de los datos del Proyecto Migrantes Desaparecidos (2014-2018) y una actualización acerca de lo que se conoce sobre las muertes durante la migración en 2019.

Descargue el gráfico aquí

Para las últimas llegadas y muertes en el Mediterráneo, haga clic aquí. Conozca más acerca del Proyecto Migrantes Desaparecidos.

Vea los contactos aquí.