Se contabilizan 4.432 llegadas y 68 muertes en el Mediterráneo en 2020. El foco se pone en Grecia

Posted: 
01/28/20
Themes: 
IOM

Ginebra – La OIM informa que 4.432 migrantes y refugiados han ingresado a Europa por vía marítima en las casi cuatro primeras semanas del nuevo año, una cifra que está por debajo de los 5.266 que llegaron en el mismo período el año pasado. Las muertes también han disminuido de forma significativa, son 68 hombres, mujeres y niños en comparación con los 216 en este mismo período en enero del año pasado.

Sin embargo, ya ha aparecido al menos una estadística muy reveladora: 63 de esas 68 muertes han ocurrido en la Ruta Mediterránea Oriental, la cual une a Grecia con Turquía, lo cual puede compararse con las 71 muertes de migrantes en la ruta del Mar Egeo en todo el año 2019 (ver el cuadro inferior).

OIM Grecia

Las llegadas a Grecia hasta este momento siguen en un ritmo acelerado desde hace un año. Los 1.939 hombres, mujeres y niños que llegaron a Grecia por vía marítima al 22 de enero igualan al mismo total de llegadas del mes de diciembre de 2019 (completo) y caen por debajo del total de enero de 2019 por una diferencia de 140. Sin duda alguna superará las cifras de llegadas de ambos períodos cuando el mes concluya a finales de la presente semana. Las llegadas en esta ruta en 2019 apenas si ascendieron a 2.000 por mes durante los primeros cuatro meses del año y el aumento actual no comenzó sino a mediados del verano.

Si las tendencias actuales se mantienen, Grecia puede llegar a ser testigo de una migración incluso mucho más intensa desde Turquía y desde el Mediterráneo Oriental en 2020 en comparación con lo ocurrido en 2019, cuando más de 64.000 migrantes y refugiados llegaron, el mayor aumento desde 2016.

La OIM Grecia esta semana también informó las cifras finales por nacionalidad para las llegadas del año 2019. Afganistán fue el país que ocupó el primer lugar entre los de origen para el caso de los migrantes que ingresaron, con 28.253 llegadas o cerca del 45% de todas las llegadas durante el año. Se cree que muchos nacionales afganos han comenzado sus viajes al Mediterráneo tras haber pasado muchos años en Irán.

Siria fue el segundo país de origen en esta ruta en 2019, con 16.019 llegadas. Iraq fue el tercer país de origen más importante, con 3.396.

Entre otros países remisores importantes pueden mencionarse los Territorios Palestinos (3.190), la República Democrática del Congo (3.006), Somalia (2.624), la República Islámica de Irán  (2.106), Congo (1,067), Camerún (931), Turquía (508) y Pakistán (415). 

  

La OIM Atenas también advirtió que el aumento de llegadas en 2019 está teniendo un impacto en la región del Egeo en Grecia, en donde en enero de 2019 la población migrante se contabilizaba en 14.500, en tanto que la cifra actual en enero de 2020 ha aumentado a 41.894 en el período de un único año.

La OIM agregó que desde el verano pasado, la Organización ha estado apoyando de manera activa a las autoridades de Grecia en los esfuerzos en pos de la descongestión. El movimiento de personas vulnerables que llega desde las islas ha sido prioritario y están siendo transferidos a instalaciones abiertas de alojamiento en el territorio.

Como en años anteriores, la zona este del Mediterráneo sigue siendo una ruta preferida para ciertas nacionalidades cuya presencia raras veces es registrada en las rutas del centro o de la zona oeste. Tanto la República del Congo (Brazzaville) y la República Democrática del Congo (Kinshasa) se encuentran entre los principales remisores como lo son Camerún y los Territorios Palestinos. Al mismo tiempo, las principales nacionalidades de los migrantes tales como la nigeriana, bangladesí y etíope apenas si están presentes y son fácilmente superadas por las llegadas de países mucho más pequeños como Togo, Guinea y Kuwait.

Sigue habiendo un pequeño contingente de menos de 100 migrantes procedentes de América Latina. En 2019 este grupo era dominado por Haití y por la República Dominicana, con un grupo más procedente de Venezuela, Ecuador y Perú.

Mientras tanto la OIM está advirtiendo acerca de un posible efecto de derrame en los Balcanes Occidentales mientras las personas están intentando continuar con sus viajes hacia el norte rumbo a Europa.

El Coordinador Sub-Regional para la zona de los Balcanes Occidentales, Peter Van Der Auweraert destacó que: “Hay ahora más de 100.000 migrantes registrados en Grecia en diferentes tipos de alojamiento, más de un 70% en comparación con el año pasado. Muchos desesperadamente quieren llegar a otros países de la UE, y algunos – sin duda alguna – comenzarán a moverse en cifras mayores tan pronto como el tiempo se vuelva más cálido y las montañas se liberen de la nieve. Pero los centros de alojamiento tanto en Serbia y en Bosnia y Herzegovina tienen su capacidad colmada de modo tal que necesitamos prepararnos ahora, dado que sabemos que deberemos enfrentar muchos desafíos cuando llegue la primavera”.

Para las últimas llegadas y muertes en el Mediterráneo, hacer un clic  aquí. Conozca más acerca del Proyecto Migrantes Desaparecidos.

Ver la lista de contactos aquí.