Seis semanas después del tifón Mangkhut, la zona norte de Filipinas se prepara para el paso de Yutu

Posted: 
10/30/18

Manila – La OIM en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración informa que el tifón Yutu (al cual localmente se lo conoce con el nombre de “Rosita”) ha llegado a la zona norte de Filipinas en las primeras horas de hoy, trayendo consigo lluvias torrenciales y fuertes vientos, de acuerdo con testimonios del equipo de la OIM que ha sido desplegado en la zona tras el tifón Mangkhut (que localmente recibió el nombre de “Ompong”) – otro fuerte fenómeno que tomó un camino similar dejando provocando muchos daños en la isla de Luzón el 15 de septiembre.

Ayer (29/10) Filipinas aumentó sus niveles de advertencia en referencia a posibles tormentas y comenzó a evacuar a algunas comunidades costeras por las cuales pasaría el tifón, el cual registró velocidades eólicas de 150 km por hora (93 mph), con ráfagas de 185 kph, planteando el riesgo de la potencial aparición de tormentas, aludes e inundaciones originados en los fuertes vientos y lluvias.

Yutu ha perdido fuerzas desde el viernes, día en el que se registraron vientos con velocidades de más de 270 kph mientras atravesaba las Marianas en la zona oeste del Pacífico, levantando techos, dando vuelta vehículos y provocando cortes en los suministros de agua y electricidad.

En Itogon, Benguet, en donde docenas de personas perdieron la vida por aludes que fueron provocados por el tifón Mangkhut, las familias desplazadas se están preparando para la llegada de Yutu y para un nuevo desplazamiento. El Departamento de Bienestar Social y de Desarrollo para la Región Administrativa de la Cordillera (CAR por su sigla en inglés) y el gobierno local, han evacuado preventivamente a cientos de familias en zonas proclives a sufrir aludes y el equipo de la OIM ha informado que anoche, más de 400 familias se encontraban en el Centro para Evacuados de Itogon.

La OIM y los Servicios Católicos de Asistencia que se encuentran trabajando con socios del gobierno para proveer albergue a las personas en la zona que ha sido afectadas por Mangkhut se encuentran en alerta para proceder a la provisión de apoyo adicional.

“Muchas de estas personas son extremadamente vulnerables y están ahora enfrentando una segunda ronda de desplazamiento justo seis semanas después de que Mangkhut destrozara muchos de sus hogares y los medios de los que se servían para poder subsistir. La OIM tiene como objetivo continuar brindando su apoyo al gobierno en las zonas en donde se necesite ayuda, sea que se trate del seguimiento del desplazamiento, albergues, coordinación de campamentos y su gestión, intervenciones psicosociales o esfuerzos para una rápida recuperación,” dijo la Jefa de Misión de la OIM en Filipinas Kristin Dadey.

Los equipos de respuesta rápida de la OIM también están pre-posicionados en la RAC y en el Valle de Cagayan para trabajar con las contrapartes gubernamentales en lo relativo a monitorear y evaluar el impacto del tifón Yutu, usando la Matriz de Seguimiento de Desplazados de la OIM (DTM por su sigla en inglés). La DTM es un sistema de recopilación de datos, financiado por la Oficina de los EE.UU. para Desastres en el Extranjero (OFDA por su sigla en inglés) que depende del Departamento de Estado de ese país, y ese sistema se encarga de mapear el desplazamiento y evaluar las necesidades de las personas desplazadas.

Los equipos de la OIM que se encuentran en la zona han estado trabajando con los sobrevivientes del tifón Mangkhut como parte de un proyecto por un millón de euros que ha sido financiado por ECHO (Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea). El proyecto se encarga de proveer albergues de emergencia y temporarios, de entregar kits para su reparación y subsidios para el pago de alquileres y también de las capacitaciones denominadas “Build Back Better and Safer” (“Reconstrucción mejor y más segura”), destinadas a 1.710 familias afectadas.

El tifón Mangkhut afectó aproximadamente a 368.000 familias, destruyendo cosechas y casas. Pero la evacuación preventiva de miles de personas realizada por el gobierno logró salvar muchas vidas, en tanto que la mayor parte de las muertes fue provocada por el alud en Itogon, que dejó un saldo de más 100 personas desaparecidas o fallecidas.

Para mayor información por favor contactar a Kristin Dadey en la OIM Filipinas, Email: [email protected], Tel: +63 917 803 5009

  • Un evacuado es entrevistado en la escuela que ha sido usada para instalar el Centro de Evacuados de Itogon. Foto: OIM