Tras una visita a Yemen la OIM reclama una mayor protección para los migrantes en ese país

Posted: 
05/08/18
Themes: 
Humanitarian Emergencies

Sana'a – Tras una visita a Yemen esta semana (02-06/05) Mohammed Abdiker, Director de Operaciones y Emergencias de la OIM dijo que se encuentra “muy preocupado por la situación inhumana y terrible que los migrantes deben enfrentar en Yemen”, e hizo un llamamiento para recibir un “mayor apoyo y protección tanto de parte de las autoridades locales como de la comunidad internacional.” 

“En agosto pasado, el mundo se vio conmocionado cuando grandes cantidades de adolescentes etíopes y somalíes, que soñaban con una vida mejor, fueron forzados a arrojarse al mar por los traficantes cerca de la costa de Yemen y se ahogaron,” dijo Abdiker al momento de abandonar Yemen el domingo pasado (06/05). “Esta conmoción nunca se tradujo en una mayor protección para otros jóvenes, que no tienen más que la esperanza de una oportunidad lejos de sus hogares rurales y que tan sólo pueden acceder a una ruta migratoria muy peligrosa, a través de una zona en conflicto.” 

Se estima que cerca de 7.000 migrantes ingresan a Yemen cada mes y que la cifra total de llegadas de migrantes en 2017 ha casi alcanzado los 100.000. La vasta mayoría intenta llegar a los países del Golfo, en particular el Reino de Arabia Saudita. 

Los migrantes a menudo dejan sus casas a pie y caminan a través de Djibouti. Desde allí, se suben a embarcaciones que navegan a través del Golfo de Adén y se dirigen a las Gobernaciones de Adén, Lahj, Shabwah, y Hadramout en Yemen y luego intentan ir para el norte rumbo a la frontera con el Reino de Arabia Saudita. Algunos trabajan en condiciones irregulares, por ejemplo en granjas de ganado caprino en Yemen, para conseguir algo de dinero y poder financiar el resto del viaje. En varias etapas de esta ruta, contratan la ayuda de traficantes, en especial para hacer el viaje por mar o para cruzar la frontera con el Reino de Arabia Saudita. Se desconoce el número total de migrantes que actualmente se encuentran en Yemen. 

Tanto en ruta como cuando llegan a Yemen, muchos migrantes sufren en manos de crueles traficantes y otros criminales, sufrimiento que incluye el abuso físico y sexual, la tortura a cambio de rescate, detención arbitraria por largos períodos de tiempo, trabajo forzado sin remuneración alguna e incluso la muerte.

“Me encontré con adolescentes que padecían un severo estrés debido a lo que habían experimentado ya en sus cortas vidas,” dijo Abdiker. “Para los traficantes, esos jóvenes son tan solo una mercancía, algo que sirve para hacer dinero de forma fácil y rápida y, si pierden la vida, a los traficantes no les importa puesto que hay otros miles dispuestos a pagar por sus servicios y a arriesgar sus vidas tan sólo para poder construir una casa para sus padres, asegurar el ingreso a la escuela de sus hermanos, o tener alguna oportunidad sin importar cuál sea.” 

Algunos migrantes también se han visto atrapados en el conflicto, terminando con heridas o muriendo a raíz de los bombardeos, y algunos han sido llevados a centros de detención. “Sin el procesamiento de quienes abusan de estos jóvenes en situación de vulnerabilidad, cualquier asistencia humanitaria que podamos brindar seguirá siendo tan sólo un parche – que por supuesto salvará vidas, pero seguiremos estando en deuda con quienes han sufrido mucho más que eso,” dijo Abdiker. 

"Los recientes Informes del Observador de Derechos Humanos y del canal Vice News han mostrado la horrible manera en la que los migrantes que son retenidos en los centros de detención en Yemen son tratados. Recibimos con beneplácito la noticia sobre el cierre del Centro mencionado en tal informe y el encausamiento de quienes cometieron crímenes contra los migrantes. Sin embargo, sabemos que este no fue un incidente aislado y por eso pedimos a quienes tienen migrantes bajo su custodia en Yemen que los traten con dignidad y compasión,” continuó diciendo Adbiker. 

“Si bien es cierto que ningún migrante debería estar detenido, especialmente si se trata de niños, mientras los centros de detención existan, la OIM abogará por su cierre y también ofrecerá su apoyo a las autoridades a fin de mejorar las condiciones de los migrantes en tales centros. Actualmente tenemos acceso a tres centros de detención en donde brindamos ayuda humanitaria y ofrecemos pasaje a sus casas de forma digna desde la zona de conflicto para quienes deseen regresar. Para los niños brindamos una asistencia en materia de seguimiento de la familia, destinado a reunirlos eventualmente con sus seres queridos, siempre y cuando sea seguro hacerlo.” 

En 2017, la OIM ayudó a cerca de 2.900 migrantes y refugiados a que retornaran a sus hogares desde Yemen: un 73% de los mismos eran de Somalia, un 25% de Etiopía, y un 2% de otras nacionalidades. La OIM también ha ayudado a 197 migrantes y refugiados etíopes y a 939 somalíes a regresar a sus hogares voluntariamente hasta la fecha (08/05) en 2018. Los retornos espontáneos asistidos de refugiados son realizados en colaboración con el ACNUR, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados. 

Mientras se encontraba en Yemen, Abdiker visitó una instalación para migrantes en Sana’a, la cual es manejada por la Autoridad de Inmigración, Pasaportes y Naturalización (IPNA por su sigla en inglés) – y en donde la OIM brinda asistencia vital a miles de migrantes. 

Dicha asistencia, que es provista conjuntamente con las autoridades, pone el foco en la distribución de alimentos, cuidados de salud, agua potable, servicios de sanidad e higiene, y apoyo psicosocial. Cerca del 97% de los detenidos son de Etiopía y el grupo en total incluye a diez niñas, 12 niños, 20 mujeres y 227 hombres. La OIM está trabajando para ayudar a que la mayoría pueda regresar a sus hogares. 

Desde la visita de Abdiker, cerca de 200 migrantes han sido trasladados a las instalaciones del IPNA, llevando el número total de personas retenidas allí a 470 aproximadamente. Estas 200 personas formaban parte de un grupo de cerca de 1.200 migrantes, que fueron puestos bajo la custodia de las autoridades hace algunos días. Abdiker también expresó su preocupación por los otros mil migrantes, específicamente en relación al lugar en donde serán alojados y el modo en el que serán tratados. 

Durante su visita, Abdiker se reunió con varias autoridades involucradas en el asunto y les agradeció por dar su acuerdo para apoyar a la OIM en pos de mejorar la situación de los migrantes en Yemen. 

"Yemen experimenta la peor crisis humanitaria del planeta; no es obviamente una ruta segura para los migrantes, ni tampoco para los yemenitas en muchas zonas. La OIM provee ayuda humanitaria a yemenitas desplazados y afectados por el conflicto en todo el país,” dijo  Abdiker.

“Nuestros equipos ven cada vez más y más yemenitas que regresan desde el Reino de Arabia Saudita y que necesitan nuestro apoyo. Nos dicen que los cambios en su situación en el Reino de Arabia Saudita debido a regulaciones cada vez más restrictivas los obliga a retornar. Tanto los migrantes que se encuentran en Yemen como los que retornan necesitan imperiosamente recibir un mayor apoyo de la comunidad internacional, y ningún grupo debe ser forzado a transitar por o a regresar a una zona de conflicto,” agregó.

Para mayor información por favor contactar a Olivia Headon en Nairobi, Tel: +41794035365, Email: oheadon@iom.int

  • Cuando se les preguntó si querían regresar a Etiopía, inmediatamente todos los migrantes levantaron la mano. Foto: Saba Malme/OIM

  • Mohammed Abdiker (r) and next to him, Sarat Dash (l) IOM Yemen Chief of Mission (both wearing ties) listen to migrants in Sana’a, Yemen. Photo: IOM

  • New Ethiopian Arrivals in Obock Djibouti. Photo: Olivia Headon/IOM

  • Ethiopian migrants wait under trees Obock, Djibouti. Photo: Olivia Headon/IOM