‘Un migrante, un árbol’: Más de 100 migrantes plantaron árboles en Níger en el Día de la Independencia

Posted: 
08/06/19
Themes: 
Migration and Climate Change, Migration and Environment

Niamey – La economía de Níger depende en gran medida de la agricultura de subsistencia, lo que la hace vulnerable a las condiciones climáticas adversas. Se estima que, por año, se pierden más de 100.000 hectáreas de tierra cultivable en Níger debido a la desertificación. Sequías e inundaciones periódicas – así como también la degradación de la tierra debido al pastoreo excesivo – empeoran las vulnerabilidades existentes y ponen en riesgo a la población de Níger.

Desde 1975, Níger ha celebrado el Día Nacional del Árbol el 3 de agosto –que coincide con el Día de la Independencia del país– alentando a los ciudadanos a plantar árboles y organizar eventos medioambientales. Ambos son esenciales para combatir la desertificación en todo el país.

Para conmemorar el día, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) apoyó la iniciativa ‘Un migrante, un árbol’ que involucró a más de 100 migrantes de los centros de tránsito de la OIM en Niamey, así como también a miembros de los barrios necesitados, en la plantación de árboles del sábado pasado.

“A menudo la gente nos ve como si fuéramos una molestia o una carga”, dice Ousmane de 19 años de edad, una migrante de la República Centroafricana, quien se está quedando en un centro de tránsito de la OIM en Niamey. “Es bueno que hoy tuviéramos la oportunidad de mostrar que también somos capaces de ayudar, que podemos hacer la diferencia. Estos árboles son la prueba; son el legado que dejaremos en Níger”.

La iniciativa ‘Un migrante, un árbol’, apoyada por la Unión Europea dentro del marco del Mecanismo de Recursos y Respuesta a los Migrantes, es parte del Proyecto Todos Migrantes, gestionado por la Juventud en Misión para la Ayuda y el Desarrollo Común (JEMED por sus siglas en francés) desde 2014.

JEMED es una organización cristiana no-gubernamental que apoya los esfuerzos del gobierno de Níger en su lucha contra la inseguridad alimentaria y la degradación medioambiental debido al cambio climático. Como parte de las actividades de la organización, JEMED asiste a migrantes en tránsito que residen en barrios pobres de Niamey. La organización no solo brinda alimentos, artículos no alimentarios y asistencia médica cuando es necesaria, sino que también organiza actividades de divulgación y refiere migrantes, a pedido, a organizaciones relevantes o a alguno de los centros de tránsito de la OIM en Niamey.

A fin de celebrar el aniversario número 44 del Día Nacional del Árbol en Níger, 70 migrantes que se albergaban en barrios necesitados fueron movilizados, junto con 30 migrantes los centros de tránsito de la OIM en Niamey. Como recomendaron las autoridades, las especies elegidas fueron árboles de mango y otras especies que dan sombra. Fueron plantadas en el patio de la escuela número 5 en el barrio Koubia de Niamey.

“Es importante incluir migrantes en tales iniciativas y hacerlos sentir valorados en sus comunidades de acogida”, dijo el ministro Paul Abdoulaye Zagre, fundador del Proyecto Todos Migrantes. “Por un lado, estamos trabajando para salvar el medio ambiente y, por el otro, estamos creando un lazo fraternal entre los migrantes y los miembros de las comunidades. A fin de cuentas, somos más parecidos de lo que queremos admitir”. 

Este espacio verde recientemente creado brindará un mejor ambiente para los estudiantes de la escuela, al mismo tiempo que les permitirá desarrollar una mentalidad eco-consciente. Los estudiantes, junto con los docentes, fueron concientizados durante el día sobre problemas ambientales y cambio climático, así como también sobre cómo cuidar los árboles recién plantados.

“Es una gran oportunidad para que los migrantes y los miembros de la comunidad se unan y trabajen con un mismo objetivo en mente”, dijo Barbara Rijks, Jefa de Misión de la OIM en Níger. “Estamos felices de trabajar con JEMED en este día de aprendizaje y concientización sobre asuntos importantes como el medio ambiente, mientras que creamos lazos fuertes entre los diferentes miembros de la comunidad”.

Durante las actividades del día, los migrantes tuvieron la oportunidad de discutir sus viajes migratorios y sus expectativas para el futuro. “Es una iniciativa maravillosa. Plantar estos árboles no solo hace una gran diferencia para los niños que vienen a nuestra escuela, sino que también es una oportunidad para que conozcamos personas de todo el continente”, dijo Adamou de 36 años que vive en el barrio. “Es un buen recordatorio de que, al final, somos todos hermanos".

A fin de abordar los problemas económicos relacionados con la degradación de la tierra, la OIM también implementa un proyecto de estabilización comunitaria en Agadez, con el apoyo financiero de Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación (UNCCD por su sigla en inglés), que apunta a integrar a los migrantes en las comunidades de acogida y facilitar la restauración de las tierras degradadas.

Mediante el mismo proyecto y con el apoyo del Departamento del Reino Unido para el Desarrollo Internacional (DFID por su sigla en inglés), la OIM también brinda sesiones de capacitación de una semana sobre técnicas de agricultura para migrantes que se albergan en los centros de tránsito de la OIM en Agadez, mientras esperan regresar mediante el programa de Retorno Voluntario Asistido y Reintegración (AVRR por su sigla en inglés), bajo la  Iniciativa Conjunta de la Unión Europea y la OIM para la Protección y Reintegración de los Migrantes

Para mayor información por favor contactar a Monica Chiriac en la OIM Níger, Tel:+227 8931 8764, Email: mchiriac@iom.int

 

  • Más de 100 migrantes se reunieron en el Día Nacional del Árbol para plantar árboles juntos. Foto: OIM/Daniel Kisito Kouawo