Un nuevo informe presenta las cifras de desplazamiento y movilidad en la Cuenca del Lago Chad

Posted: 
03/22/19
Themes: 
Internally Displaced Persons

Dakar – Desde 2014, la crisis de la Cuenca del Lago Chad ha afectado a algunas de las personas cuyo nivel de vulnerabilidad y de pobreza se encuentra entre los más acentuados de todo el mundo, en Nigeria, Camerún, Níger y Chad. La violencia comenzó en Nigeria en 2009 y fue aumentando en la zona noreste y en toda la región en el período 2014-2015.

La mencionada crisis, causada por grupos armados no estatales, el inicio de violentos enfrentamientos entre comunas y el cambio climático, han llevado al desplazamiento forzado de casi cuatro millones y medio de personas, incluyendo a personas desplazadas internamente, retornados y refugiados.

Cinco años después de su primer ejercicio de seguimiento de desplazamiento en África Occidental, la OIM difundió recientemente su informe 2019 sobre desplazamiento regional y movilidad humana en la Cuenca del Lago Chad. El informe intenta brindarles a los actores humanitarios y en el desarrollo información acerca de los perfiles y lugares donde se encuentran las poblaciones afectadas por la crisis extendida y de tal modo ayudarlos para que la respuesta humanitaria que brindan esté mejor enfocada.

El informe 2019 revela que alrededor de 4.2 millones de personas desplazadas fueron identificadas por la Matriz de Seguimiento de Desplazamiento de la OIM (DTM por su sigla en inglés), en Nigeria, Chad y Camerún. Otras 250.000 personas más se encuentran desplazadas en la región de Diffa en Níger y fueron rastreadas por el Gobierno de dicho país.

También se advirtió un aumento del 77 % (800.000 personas) en la cifra de retornados en comparación con 2016.  Esto sirve para ilustrar la tendencia en aumento en los movimientos de retorno en la Cuenca del Lago Chad y demanda una mayor atención respecto de la situación de las poblaciones de retornados en las regiones y comunidades de origen.

“Diez años después del estallido de la violencia en la región, un aumento notable en los movimientos de retornos pudo ser identificado, el cual implicó un desafío aún mayor para los actores humanitarios y en el desarrollo,” declaró Kristof Orlans, un miembro del equipo de apoyo a la DTM Global. “El pasaje a una fase de altos retornos demandó una serie de estrategias efectivas para promover la autonomía y poder apoyar las oportunidades de sustento para poder asegurar la sostenibilidad de los movimientos de retorno a los lugares de origen”.

El informe 2019 también revela que el 81% de las poblaciones desplazadas residen en Nigeria. Adicionalmente, las personas desplazadas dentro del ámbito de su propio país representan un porcentaje del 56% de la población total desplazada, los retornados representan un 40% y los refugiados fuera de los campamentos (en Camerún y Níger) representan un 4% de las personas desplazadas por la crisis. El principal agente impulsor del desplazamiento forzado en la región es el conflicto armado, el cual ha desplazado a cerca del 94% de la población total afectada por el desplazamiento.

Descargue el informe aquí.

Para mayor información por favor contactar a Kristof Orlans en la Oficina Regional de la OIM para África Central y Occidental, Email: korlans@iom.int, o Ariel Litke, Email: alitke@iom.int

  • Personas desplazadas internamente miran un partido de fútbol auspiciado por la OIM entre campamentos de personas desplazadas internamente en Maiduguri, Nigeria. Foto: OIM/Muse Mohammed