Unirse para acabar con la Tuberculosis - OIM

Posted: 
03/23/17

Switzerland - Al celebrar el Día Mundial de la Tuberculosis en 2017, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se suma a la Alianza “Alto a la Tuberculosis”, en la que también participan la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros asociados fundamentales, en un empeño por fomentar la conciencia acerca de la tuberculosis y sus efectos en poblaciones vulnerables, como los migrantes.

Si bien la tuberculosis es curable, según el Informe mundial sobre la tuberculosis 2016 de la OMS, sigue siendo la enfermedad infecciosa más mortal del mundo, ya que se cobra más vidas al año que el VIH/SIDA o el paludismo. Además, la tuberculosis deriva en prácticas de estigmatización y discriminación en muchos países, y reduce las oportunidades de grupos importantes de población, como los migrantes, para acceder a servicios de atención de la salud y de prevención.

En septiembre de 2016, durante la Asamblea General de las Naciones Unidas, los líderes mundiales concertaron la elaboración de un pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular, y de un pacto sobre los refugiados. En este contexto, la salud de todos los migrantes constituye uno de los principales objetos de preocupación que los gobiernos y la comunidad internacional deben atender, facilitando el acceso de los migrantes a la salud, promoviendo sus derechos y reconociendo las contribuciones positivas de estos al desarrollo sostenible.

Con motivo de la conmemoración del Día Mundial de la Tuberculosis en 2017, la OIM hace un llamamiento a la comunidad internacional para que coopere y actúe de manera más proactiva para erradicar la tuberculosis de aquí a 2030, según lo establecido en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

En la 67.ª Asamblea Mundial de la Salud, celebrada en mayo de 2014, se aprobó la nueva estrategia “Alto a la Tuberculosis”, con sus respectivas metas. Esta estrategia tiene por objeto poner fin a la epidemia mundial de tuberculosis de aquí a 2035 mediante la fijación de criterios y metas específicos. Parte de un enfoque basado en los conocimientos sobre esta epidemia y se centra en particular en prestar ayuda a las poblaciones más vulnerables y marginadas.

Para seguir luchando contra la tuberculosis y llevar adelante las actividades destinadas a su erradicación, la OMS y la OIM han elaborado recomendaciones sobre la adaptación de la estrategia “Alto a la Tuberculosis” a fin de atender específicamente las necesidades de los migrantes y las poblaciones móviles.

Cada día, las oficinas de la OIM en todo el mundo implementan programas e iniciativas consagrados a la lucha contra la tuberculosis, ayudan a las poblaciones vulnerables a acceder a servicios de salud y asesoran a los gobiernos y otros interesados para que adopten políticas de salud que tengan en cuenta las necesidades de los migrantes.

En 2018, la Asamblea General de las Naciones Unidas celebrará una reunión de alto nivel sobre la tuberculosis, en el marco de la labor encaminada a conseguir un mundo libre de tuberculosis.

Junto con nuestros asociados, hacemos un llamamiento para que se adopten medidas internacionales de coordinación, con efecto a partir del 24 de marzo de 2017, a fin de asegurar la erradicación de la tuberculosis.

Actuemos unidos para poner fin a la tuberculosis, pues la tuberculosis no conoce fronteras, y no olvidemos que tenemos el deber de asegurar que nadie se quede atrás.

Los trabajadores de la fábrica de ladrillos de Mawlamyine en Myanmar, son uno de los numerosos grupos de trabajadores migrantes que reciben de la OIM educación sanitaria en enfermedades como la tuberculosis, el paludismo y el SIDA.
Los trabajadores de la fábrica de ladrillos de Mawlamyine en Myanmar, son uno de los numerosos grupos de trabajadores migrantes que reciben de la OIM educación sanitaria en enfermedades como la tuberculosis, el paludismo y el SIDA.