La Oficina del Mediador es un lugar seguro en la OIM en el cual dar el puntapié inicial para hablar de algún problema laboral. El rol del Mediador es precisamente mediar en conflictos de cualquier naturaleza relacionados con el empleo en la OIM, entre otros, asuntos relacionados con las condiciones de empleo, el régimen de beneficios, las prácticas relacionadas a la gestión, y también las relaciones profesionales y del personal. El Mediador responderá a sus preguntas, lo ayudará a estudiar las opciones que se presentan a usted, le aconsejará ponerse en contacto con otros servicios de ser necesario, y lo ayudará a encontrar una solución a sus preocupaciones. La Oficina del Mediador opera de conformidad con los siguientes Patrones de Práctica y Código de Ética de la Asociación Internacional de Mediadores:

Independencia

En la mayor medida posible, en la Organización el mediador deberá ser independiente en estructura, función, y apariencia.

Neutralidad e imparcialidad

El Mediador en su calidad de entidad designada imparcial, deberá mantener su neutralidad y no alinearse a ninguna de las posiciones. El mediador deberá estar al margen de cualquier situación que podría crear un conflicto de intereses.

Confidencialidad

El Mediador mantendrá todas las comunicaciones con quienes procuran asistencia bajo un manto de estricta confidencialidad, y no deberá revelar las comunicaciones confidenciales a menos que cuente con la autorización necesaria de la persona consultante para hacerlo. La única excepción a este privilegio de confidencialidad es cuando parecería haber un riesgo inminente de que se produzca un grave daño.

Informalidad

La mediación es un recurso informal y como tal no debe participar en ningún procedimiento formal de adjudicación o administrativo relacionado con inquietudes que le hubieran sido planteadas.

Si alguien decide recurrir al Mediador, se da por sentado que se aplicarán los siguientes principios:

  • El Mediador no puede revelar información confidencial;
  • El Mediador no participará ni testificará en ningún procedimiento de carácter formal, aún si tal accionar le fuera requerido; y,
  • Contactar al mediador no significará que usted está notificando a la Organización sus inquietudes, a menos que usted voluntariamente quiera hacerlo.

El Mediador debe mantener su imparcialidad, integridad y confidencialidad, pero podrá hacer consultas regulares a la Asociación del Personal, a Gestión de Recursos Humanos y a la Oficina del Director General, con independencia de los lineamientos normales y estructuras del personal, fomentando de tal modo la justicia y la buena administración para beneficio de todos los miembros del personal. El Mediador personifica el compromiso de la Organización en cuanto a proteger a los miembros del personal de acciones administrativas injustas, del acoso, la discriminación y las represalias. Como tal, es un recurso efectivo para evitar que los problemas aumenten. Para más información, por favor ir a este enlace.

Rogelio BERNAL
Mediador de la OIM
Tel: +41 22 717 9 561
Fax: +41 22 717 9 571
Skype: iomombudsperson
Correo Electrónico: ombudsperson@iom.int