La OIM pide investigación internacional sobre las muertes por naufragio en el Mediterráneo

Posted: 
05/08/15

Italy - El viernes, la Organización Internacional para las Migraciones solicitó una “investigación internacional” sobre los últimos naufragios en el Mediterráneo tras el descubrimiento de un buque hundido del que se cree que contenía los restos de cientos de víctimas que se ahogaron el mes pasado.

Autoridades italianas informaron anoche que un robot náutico encontró un buque dañado a una profundidad de 375 metros, unas 85 millas náuticas al noreste de la costa de Libia. Las autoridades creen que se trata del barco que se perdió el 18 de abril y que llevaba a bordo a unos 800 pasajeros, según relataron los 28 sobrevivientes que posteriormente se evacuaron a Italia.

El barco naufragado, de 25 metros de longitud, aparece en imágenes de alta resolución del sonar generado por la exploración del robot y muestra un casco dañado por un buque mayor –que posiblemente haya participado en el rescate inicial–. Hay informes no confirmados sobre el descubrimiento de al menos un cadáver durante la exploración y sobre la posible presencia de otros cadáveres en el interior del buque hundido.

“Esta noticia confirma nuestros peores temores respecto al comportamiento cruel de los traficantes de personas. Si es verdad que cientos de migrantes que trataban de llegar a Europa quedaron atrapados bajo cubierta –en un buque que no estaba en condiciones de navegar– esto sólo se puede describir como un asesinato, lo que merece una investigación internacional”, declaró el Director General de la OIM, Embajador William Lacy Swing.

Al mismo tiempo, la OIM aplaude los esfuerzos en curso de las autoridades judiciales de Italia para llevar ante la justicia a los perpetradores de este y otros delitos contra los migrantes.

El descubrimiento del jueves sobre lo que puede llegar a ser el escenario del peor crimen de tráfico ilícito de personas registrado en aguas del Mediterráneo llega en el momento en que nuevas estadísticas confirman que el año 2015 está demostrando ser aun más mortal que 2014, cuando cerca de 3.300 migrantes perecieron en su intento por entrar en Europa por vía marítima.

Según información facilitada por el Ministerio del Interior, entre enero y abril de 2015 llegaron 26.228 migrantes a Italia, una tendencia que en general coincide con las llegadas del mismo período de 2014, cuando se contabilizó a 26.644 migrantes.

Según cálculos de la OIM, las inmigraciones de mayo de 2015 sumarán cerca de 8.270, con lo que el número total de migrantes llegados hasta el 7 de mayo es de aproximadamente 34.570.

Lo que llama la atención respecto a la información que la OIM ha recabado es el número creciente de vidas perdidas en el mar. Aunque el año pasado el número de migrantes que perecieron en el Mediterráneo en el período comprendido entre enero y abril fue de 96, se calcula que hasta el 30 de abril de este año se ahogaron unos 1.770 migrantes.

La OIM calcula que hasta anoche el total de muertes de migrantes en el Mar Mediterráneo sumaba 1.829, comparado con 207 muertes al 7 de mayo de 2014.

Este año, el modus operandi de los traficantes también parece haber cambiado: ahora los migrantes llegan en mayor número en un período mucho más corto.

Este año los principales países de origen han sido Eritrea (5.388), Somalia (3.717), Nigeria (2.789), Gambia (2.099) y Siria (2.091).

La última tragedia ocurrió entre el domingo 3 y el lunes 4 de mayo, cuando un grupo de 137 migrantes partió de Libia en un barco sobrecargado que colapsó después de 24 horas. Se cree que unos 46 migrantes se ahogaron durante el naufragio; los 91 sobrevivientes fueron rescatados en aguas internacionales por el Zeran, un barco comercial de bandera maltesa, y fueron llevados a Catania, Sicilia, el martes 5 de mayo.

El equipo de la OIM de Italia ha notado que continúa la tendencia de que mujeres de África, sobre todo de Nigeria, son objeto de trata para el comercio sexual.

“En los primeros cuatro meses de 2015, hemos registrado un aumento en el número de llegadas de mujeres nigerianas: este es tres veces mayor que durante el mismo período del año pasado. Hay preocupaciones fundadas de que muchas de ellas sean víctimas de trata”, señaló el Director de la Oficina de Coordinación de la OIM para el Mediterráneo en Roma, Federico Soda.

Para hacer frente a la trata de personas, en 2014 –en el marco del proyecto Praesidium financiado por el Gobierno de Italia y la UE– la OIM de Italia estableció dos equipos especiales de lucha contra la trata en Sicilia y Apulia, para identificar casos vulnerables y ofrecer asistencia a las mujeres de las que se cree que han sido objeto de trata.

“Estamos ansiosos de enterarnos de lo que la Unión Europea propondrá la próxima semana para poner fin a las terribles tragedias que se están produciendo en el Mediterráneo con alarmante frecuencia”, agregó el Sr. Soda. “No dudamos que el enfoque humanitario estará en el centro de la respuesta de la UE y el mundo. No se deben perder más vidas en el mar”.

Frank Laczko, jefe de la División de la OIM de Investigación sobre las Migraciones y director de su iniciativa Supporting Families of Missing Migrants [Apoyo a las Familias de Migrantes Desaparecidos], señaló el impacto devastador en las familias que quedan atrás. Con frecuencia estas familias viven una doble tragedia: la pérdida de un ser querido, y luego, semanas y meses en el limbo porque no pueden obtener información sobre las circunstancias de su muerte.

“Se ha sabido que en su búsqueda de información los familiares desesperados incluso contratan los servicios de los propios traficantes para llegar al lugar en donde podría haber ocurrido la muerte”, refirió el Sr. Laczko en la oficina de la OIM en Ginebra.

“Según el derecho internacional humanitario, las familias tienen derecho a conocer la suerte de sus parientes desaparecidos y, en su caso, el lugar donde están enterrados sus restos”, explicó el Sr. Laczko. “El hecho de desconocer lo que le ocurrió a un ser querido significa que no se pueden realizar las ceremonias funerarias y de duelo; que cuestiones legales, tales como la herencia y la propiedad de la tierra, se quedan sin resolver; y que el o la cónyuge no se pueden volver casar”.

Hay protocolos internacionales que se desarrollaron para el registro de muertes en desastres humanitarios, la identificación de restos mortales y la localización de familiares. Estos protocolos también deben aplicarse a los migrantes desaparecidos, expresó el Sr. Laczko.

Para obtener más información, por favor ponerse en contacto con Flavio Di Giacomo en la OIM de Italia, Tel: +39 347 089 8996, Email: fdigiacomo@iom.int

Personal de la OIM presta asistencia a migrantes después de su rescate por la guardia costera de Italia en marzo de 2015. La OIM solicita una “investigación internacional” sobre los últimos naufragios en el Mediterráneo tras el descubrimiento de un buque hundido del que se cree que contenía los restos de cientos de víctimas que se ahogaron en abril (foto de archivo). © Francesco Malavolta/OIM 2015