La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) está movilizando a sus equipos y aumentando su capacidad en Ucrania y países vecinos para responder a las inmensas necesidades humanitarias de los ucranianos obligados a irse del país, los internamente desplazados y los nacionales de terceros países. Esta página compila las noticias más recientes y los recursos relacionados con la respuesta de la OIM en Ucrania y la región.

La prioridad de la Organización es la seguridad y protección de todas aquellas personas que se están yendo del país – incluyendo a nacionales de terceros países – y su capacidad para acceder a la asistencia. Esto incluye la búsqueda y evaluación de potenciales vulnerabilidades, incluyendo las relacionadas con la trata de personas, la protección de la niñez, salud y salud mental, y la llegada de un mayor número de personas vulnerables con necesidades especiales, incluyendo ancianos, personas enfermas o heridas.

Desde febrero del 2022, el personal de la OIM ha trabajado sin pausa con vías a abordar las imperiosas necesidades, generar resiliencia y facilitar la recuperación.  Como la guerra entra en su tercer año, la OIM sigue brindando asistencia vital y apoyo de protección a la par que se aumentan los esfuerzos para abordar los impactos socioeconómicos a largo plazo tanto en Ucrania como en los países vecinos.

UCRANIA SIGUE NECESITANDO SU AYUDA

Millones de personas se vieron forzadas a dejar sus hogares en búsqueda de seguridad. La guerra ha impactado profundamente el acceso a servicios cruciales en toda Ucrania. Las necesidades son abrumadoras.

La OIM ha tenido presencia en Ucrania desde 1996 y se ha quedado allí para brindar asistencia vital durante la guerra. La OIM ha dado apoyo a personas desplazadas internamente, refugiados y migrantes y seguirá ayudando en la reconstrucción de Ucrania.

Desde febrero del 2022 hemos ayudado a cerca de 6,5 millones de personas en Ucrania y países vecinos a encontrar albergue, acceder a cuidados de la salud, y recomenzar con sus emprendimientos. Pero queda aún mucho trabajo por hacer.

No podemos hacer esto solos – Necesitamos su ayuda.

 

Donar

Donors