Visite nuestra página para celebrar el

Día Mundial contra la Trata de Personas

Resumen

La OIM trabaja junto a los gobiernos, las Naciones Unidas, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, el sector privado y los asociados en el desarrollo en todos los aspectos de las respuestas a la lucha contra la trata de personas– su prevención, cuestiones de protección y  encausamiento.

Desde mediados de los noventa la OIM y sus asociados han brindado protección y asistencia a cerca de 100.000 hombres, mujeres, y menores, que fueron traficados para explotación sexual y laboral, esclavitud o prácticas similares, servidumbre, o para la remoción de órganos. La agricultura, la pesca, las tareas domésticas y de hospitalidad, la explotación sexual con fines comerciales, la pornografía, la mendicidad, la construcción y las manufacturas son algunos de los sectores en los cuales muchas víctimas fueron explotadas.

La OIM adopta un enfoque integral en el abordaje de la trata de personas. El respeto por los derechos humanos, el bienestar físico, mental y social de la persona y de su comunidad, y la sustentabilidad de nuestras acciones por medio del desarrollo de la capacidad institucional y de las asociaciones se encuentran en el centro de todos los esfuerzos que la OIM realiza para luchar contra la trata.

La OIM insta a la comunidad internacional en su totalidad para que se una a la lucha contra la trata de personas. Lo hace participando y liderando una serie de procesos multilaterales regionales e internacionales, incluyendo el Grupo Interinstitucional de Coordinación contra la Trata de Personas (ICAT por su sigla en inglés) y la Alianza 8.7. La OIM también trabaja con la comunidad humanitaria a fin de asegurar que el riesgo de trata sea mitigado y abordado desde las primeras etapas de las respuestas humanitarias.

DESARROLLO DE LA CAPACIDAD 

La OIM aspira a poder brindar su apoyo a los gobiernos, organizaciones de la sociedad civil, organizaciones internacionales y del sector privado en la lucha contra la trata de personas. Esto incluye el apoyo para fortalecer las políticas y los procedimientos que facilitan la identificación, la derivación, y la protección y asistencia de las personas que han sido objeto de trata; las mejoras a la legislación y regulaciones contra la trata y su correspondiente implementación; y servicios de asesoramiento a entidades del sector privado para eliminar la explotación en sus operaciones y cadenas de suministro. Esto incluye acciones para la promoción del reclutamiento ético de los trabajadores migrantes, por ejemplo a través del Sistema Internacional de Integridad en la Contratación (IRIS por su sigla en inglés) de la OIM, que es una herramienta de debida diligencia para negocios, gobiernos y trabajadores.

PREVENCIÓN DE LA TRATA DE PERSONAS Y PROTECCIÓN DE LAS VÍCTIMAS 

Por medio de campañas informativas y de divulgación, la OIM busca compartir con las poblaciones vulnerables la información que necesiten para poder migrar en condiciones de seguridad y acceder a la asistencia que necesiten. La OIM aspira asimismo a abordar las causas de origen de la vulnerabilidad ante la trata por medio de programas a nivel estructural, de las familias, y de la comunidad.

La OIM brinda protección y asistencia a las víctimas de trata. Asegurando la libertad y la oportunidad de tener una nueva vida, la asistencia de la OIM puede incluir alojamiento seguro, apoyo médico y psicosocial, y retorno voluntario asistido y reintegración.

Además de sus programas a nivel de país, la OIM emplea un mecanismo de apoyo de emergencia, el Fondo Mundial de Asistencia, el cual, desde su establecimiento en el año 2000, ha ayudado a 2.700 víctimas de trata y a otros migrantes vulnerables sujetos a violencia, explotación y abuso.

FORTALECIMIENTO DE LA BASE DE EVIDENCIA 

Los programas de la OIM ofrecen una fuente singular de datos primarios sobre trata de personas. La OIM mantiene la mayor base de datos con información sobre casos de víctimas en el mundo, la cual contiene registros de casos de más de 50.000 personas que han sido objeto de trata y que recibieron asistencia de parte de la OIM. En 2017, la OIM lanzó la Base de Datos Colaborativos sobre la Trata de Personas (www.ctdatacollaborative.org), que es el primer centro mundial y de libre acceso con datos sobre la trata de personas. Esta plataforma contiene no solamente información aportada por la OIM sino también datos de casos de víctimas de otras organizaciones que luchan contra la trata, y todo esto se combina en un conjunto de datos centralizados, armonizados y confidenciales. Actualmente el centro incluye registro de casos de más de 80.000 personas que han sido objeto de trata, de 171 países, explotadas en 170 países.

A través de su Matriz de Seguimiento de Desplazamiento, la OIM rutinariamente compila datos sobre trata de personas y formas asociadas de explotación y abuso en situaciones de crisis humanitarias, desplazamiento y migración a gran escala. Por ejemplo, la OIM monitorea los flujos a lo largo de las rutas migratorias oriental y central del Mediterráneo, y ha compilado datos de más de 26.000 migrantes. Estos datos incluyen información sobre las experiencias de los migrantes que puede ser asociada con la trata de personas u otras prácticas explotativas durante sus travesías rumbo a Europa.

Los datos de casos de víctimas de la OIM son usados para dar forma a las políticas y los programas, incluyendo una estimación de la prevalencia y una medición del impacto de las intervenciones contra la trata.

LOS ESFUERZOS CADA VEZ MAYORES DE LA OIM – LA LUCHA CONTRA LA TRATA EN CONTEXTOS HUMANITARIOS 

Las personas internamente desplazadas (IDPs por su sigla en inglés), las comunidades de acogida, retornados, y refugiados son generalmente los beneficiarios principales de la asistencia humanitaria, mientras la OIM sigue promoviendo la inclusión en calidad de beneficiarios de las víctimas de trata quienes se encuentran entre las poblaciones afectadas por las crisis. Como parte del esfuerzo en materia de lucha contra la trata, que está en constante expansión en los entornos humanitarios, la OIM desarrolla la capacidad de los actores claves humanitarios por medio de capacitaciones y para asegurar que las personas tratadas identificadas se beneficien también con la asistencia humanitaria vital. Adicionalmente, la OIM lleva a cabo campañas de concientización entre los grupos afectados por las crisis que se encuentran en riesgo, a fin de prevenir la trata. La OIM sigue siendo asimismo el organismo líder en el campo de la coordinación de la asistencia para víctimas de trata identificadas en los entornos humanitarios. 

LEA AQUÍ ACERCA DE NUESTRAS INICIATIVAS DE CAMPAÑA