Comunicado
Global

La reciente tragedia de migrantes en Texas pone de relieve la crisis en la ruta migratoria terrestre más mortífera

Lajas Blancas, Panamá. De acuerdo con el Proyecto Migrantes Desaparecidos, 51 personas fallecieron en viajes migratorios a través del Tapón del Darién en 2021. Foto: OIM/Gema Cortes

Berlín/San José – Más de 1.238 vidas se han perdido durante la migración en las Américas en 2021, entre ellas las de al menos unos 51 menores, de acuerdo con nuevos datos publicados  por el Proyecto Migrantes Desaparecidos (MMP por su sigla en inglés) de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Al menos 728 de estas muertes ocurrieron en el cruce fronterizo entre los Estados Unidos y México, convirtiendo a este punto en el cruce terrestre más peligroso del planeta, según los datos.

Los peligros que enfrentan las personas en movimiento en toda esta región, confirmados por estos datos, quedaron en evidencia el 27 de junio tras el descubrimiento de 53 cuerpos en el tráiler de un tractor abandonado en San Antonio, Texas, y la hospitalización de 16 sobrevivientes. Esta tragedia eleva a 493 la cifra total de decesos hasta la fecha en 2022 y es un recordatorio tanto de las muertes no informadas de migrantes ocurridas en la frontera entre los Estados Unidos y México y en el resto de las Américas, como de las familias dejadas atrás.

“La cifra de fallecimientos ocurridos en la frontera entre los Estados Unidos y México el año pasado es significativamente más alta que en cualquier año anterior, incluso antes de la pandemia de COVID-19”, señaló Edwin Viales, autor del nuevo informe de la OIM sobre migrantes en las Américas en 2021. “Pero cabe destacar que esta cifra puede estar por debajo de los números reales por los diversos desafíos que deben enfrentarse al momento de compilar datos”.

A pesar de la pandemia actualmente en curso, un número cada vez mayor de personas de América Latina y el Caribe emprenden peligrosos viajes irregulares. Las restricciones a la movilidad decretadas en respuesta a la pandemia – y que aún no han sido totalmente levantadas – podrían también haber provocado un “efecto embudo”, llevando a los migrantes con opciones limitadas hacia rutas cada vez más peligrosas.

Muchas de las muertes registradas en estas rutas son de países con altas cifras de solicitantes de asilo. Al menos 136 venezolanos han fallecido en tránsito en los últimos 18 meses, además de 108 cubanos y 90 haitianos. Sin embargo, en los datos disponibles sobre muertes de migrantes en las Américas, el sector demográfico más elevado se corresponde con personas no identificadas. Los países de origen de más de 500 personas cuyas muertes fueron registradas desde 2021 aparecen en la lista de ‘desconocidos’.

“Nuestros datos muestran por un lado que la cantidad cada vez mayor de decesos ocurridos durante las travesías migratorias en la región han generado una verdadera crisis y, por el otro, la necesidad de fortalecer la capacidad forense de las autoridades para identificar muertes en estas rutas. No podemos olvidar que cada cifra es un ser humano detrás del cual hay una familia que posiblemente nunca llegará a saber lo que le ha ocurrido a esa persona”, dijo Viales.

Pese a los compromisos asumidos en el Pacto Mundial sobre Migración parasalvar vidas de migrantes y prevenir decesos y desapariciones en el futuro, y no obstante las obligaciones relevantes en el marco del derecho internacional, la situación en terreno sigue siendo extremadamente peligrosa para las personas en movimiento en las Américas.

En la Declaración de Progreso del Foro de Examen de la Migración Internacional (IMRF), que tuvo lugar en mayo de 2022, la Asamblea General de las Naciones Unidas reafirmó la responsabilidad colectiva de preservar las vidas de todos los migrantes y emprender acciones para prevenir la pérdida de tales vidas. Eneste contexto, manifestó su gran preocupación en relación al hecho de que miles de migrantes sigan muriendo o desapareciendo cada año a lo largo de peligrosas rutas por tierra y por mar, así como en países de tránsito o de destino. En abril de 2022, la Conferencia Regional sobre Migración (RCM por su sigla en inglés), a través de una declaración extraordinaria, también destacó la importancia de salvar vidas por medio de la coordinación de esfuerzos internacionales en el ámbito de la desaparición de migrantes.

Un informe con el análisis de los datos de 2021 rsobre muertes de migrantes en las Américas puede ser consultado aquí (informe completo). El resumen ejecutivo en inglés puede ser consultado aquí.:  

Los datos más recientes del Proyecto Migrantes Desaparecidos en las Américas pueden también consultarse en missingmigrants.iom.int/region/Americas

***

Para más información, por favor contacte con:

Jorge Galindo en el GMDAC de la OIM, Tel: +49 1601 791 536, Email: jgalindo@iom.int

Safa Msehli en la Sede de la OIM, Tel: +41 79 403 5526. Email: smsehli@iom.int